26 de marzo de 2014

Una casetilla y el techo de la escuela fue lo que hizo el ex alcalde en Las Tranquitas

Eugenio Hernández.
Las Tranquitas, Marcala. Una casetilla chiquita y el cambio del artesón y el techo de la Escuela de las Tranquitas son las únicas obras que le dejó a la comunidad durante los ocho años que estuvo como alcalde de Marcala Rigoberto Hernández aseguró el vice presidente del Patronato de la Comunidad de Las Tranquitas, Eugenio Hernández.
El dirigente de la comunidad enumeró las obras que durante los ocho años que estuvo en el poder Rigoberto Hernández y destacó “la verdad de las cosas  que nosotros en el aspecto  de las ayudas económicas a través del gobierno municipal pues no hemos tenido apoyo. La comunidad durante el tiempo que Rigoberto Hernández Villatoro estuvo manejando la Alcaldía solamente se le cambió el artesón y el techo a la escuela, ese fue el logro que obtuvimos durante el periodo que estuvo Rigoberto Hernández en el poder”.
El líder del Patronato de Las Tranquitas aseguró que “ese fue lo único que se logró hacer y una casetilla chiquita que le sirve a las comunidades de Morazán y el Chiflador”.
Al consultarle por qué el ahora ex alcalde de Marcala se olvidó de su comunidad donde reside, Eugenio Hernández admitió “la verdad de las cosas es que cuando Rigoberto estuvo en la Alcaldía, el patronato y la comunidad tuvo muy poca comunicación con él. Y en lo que sí nos pudo haber ayudado es el proyecto que estamos buscando un terreno para hacer una cancha donde la juventud se entretenga y evitar se metan en las drogas”. “En eso estamos y hemos recibido el apoyo de la profesora Alicia y el Doctor Enrique López que nos asignó un predio para hacer la ampliación de una cancha comunal”.
Publicado por El Marcalino
Edición 334, 25 de febrero del 2014


No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog