26 de marzo de 2014

Según el TSC existe abuso de autoridad en el regalito de la corporación 2010-2014

 Marcala, La Paz. Reparable es el regalito de 120 mil Lempiras con el que se despidió la corporación municipal de Marcala que fue presidida por Rigoberto Hernández Villatoro.
Según detalló el Auditor Interno de la Municipalidad de Marcala, Pablo Gámez, el regalito de 120 mil Lempiras que se aprobó la corporación municipal del periodo 2010-2014 es reparable conforme lo indica el Tribunal Superior de Cuentas (TSC).
“Hice la consulta el TSC sobre ese desembolso para el regalo de la corporación anterior,  ellos me indicaron que es reparable porque se trata de un abuso de autoridad porque la corporación no puede auto regalarse o auto premiarse”, destacó Gámez.
Gámez agregó que realizó verbalmente  la sugerencia y la recomendación a algunos regidores con los que logró platicar para que rectificara. Además el trámite de los 120 mil Lempiras se hizo al final del periodo de administración de Rigoberto Hernández Villatoro.
La aprobación del regalo que ahora es reparable según el TSC se realizó en reunión extraordinaria celebrada el 10 de enero del 2014, y según consta en el acta 123 numeral nueve con el fin de reconocer sus “relevantes servicios prestados a la comunidad”.
Con los fondos aprobados se compraron unas computadoras portátiles para cada uno de los regidos, Administrador y Secretario Municipal, excepto los regidores Salvador Melghem y Wilfredo Molina que no aceptaron el auto reconocimiento.
Publicado por El Marcalino

Edición 335, 4 de marzo del 2014.

No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog