26 de marzo de 2014

La Marcala que yo recuerdo 56

Por: Oscar Mauricio Ramos  Henríquez
En esta época que me tocó vivir, lo que más me ha gustado es que un planeta que pasó siglos adormitado, de repente despertó y dio pasos agigantados al progreso, en esta mi época, se llegó a la luna, se inventó la computadora, se introdujo la teoría de conjuntos en las matemáticas, en fin, tantas cosas, que se podrían pasar muchas horas en el recuerdo.- pero hay cosas que no cambian como el paso de los años que es al final, el invitado de piedra de nuestras vidas,  en donde uno aprende de que quien no te busca, no te extraña y quien no te extraña, no te quiere y que al final es la misma vida la que te propone una serie de escenarios de los cuales tendrás que escoger cual te va mejor y cual vas atesorar como recuerdo y es la misma vida que pone enfrente una serie de personas, pero al final es uno el que decide quien va a formar parte de tu entorno, por eso hay que valorar a quien te valora, a aquel que te trata como prioridad y no como una simple opción, pues los afectos no se compran, los elige el corazón .-
 En fin, entre esos amaneceres de frio que dan ganas de seguir durmiendo, en esas tardes que invitan a tomar nuestro café, o en esas noches de lluvia donde se va la energía eléctrica y nos hace obligatoriamente dejar la televisión, la computadora para ponernos a pensar, así van sucediendo las historias  en

“LA MARCALA QUE YO RECUERDO
                                                                                                             
                ……..FIN………
Publicado por El Marcalino
Edición 335, 4 de marzo del 2014.


No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog