26 de agosto de 2013

No se estudia para ser más inteligente sino para ser menos ignorante

Por Victor Manuel Claros

 A todos los seres humanos DIOS nos ha dado muchas capacidades, tanto físicas como intelectuales. Gracias a eso muchos (as) se han preparado muy bien a lo largo de los años estudiando diferentes carreras, tanto a nivel medio, como universitario. Hasta aquí todo está bien, porque se supone que todo aquel que se prepara intelectualmente es para ser una persona de bien, tanto para su familia, como para la sociedad en general. Pero en algunos casos no es así: Unos (as) han culminado la carrera de su elección y de repente, no con honores, y se sienten como que ya lo saben todo, que solo su verdad vale, que miran a los demás de menos por el simple hecho de no estar a su nivel educativo. Es por eso que a buen Hondureño muchos dicen que: "para bruto no se estudia" pero, en estos casos parece que así es. Hay muchos (as) que al culminar sus estudios en vez de ser más humildes lo que hacen es jactarse de su conocimiento y cuando les preguntan algo que tiene que ver con su carrera, se les infla el pecho, usted ya se  imagina cómo. Muchas veces, nos hemos encontrado con personas profesionales, que no son dignos ni de saludar a las personas mayores que ellos (as) y miran a los demás con una arrogancia, que si no se les aparta,  se lo llevan de frente. Con todo lo anterior, es difícil que le den gracias a DIOS por su logro, porque más de alguno                                                                                                                                                                                                                                                  (a) ha de creer que todo lo que ha logrado es porque es muy inteligente, mas no se ha dado cuenta que sin la ayuda de DIOS nada podemos hacer. Qué bueno que así como hay ignorantes, con buenos títulos también hay muchos que se han educado a un nivel muy alto, y siempre se mantienen con bajo perfil. Ahora hay más médicos graduados para poner un ejemplo: Si usted lo ve en la calle, son hombres y mujeres comunes y corrientes que no andan alucinando con su conocimiento "con algunas excepciones" y le digo esto porque al menos es lo que podemos percibir. Quizá usted vea otros ejemplos.
Muchos (as) han estudiado con grandes dificultades económicas  y han salido tanto del área rural, como la urbana, y han llegado a ser admirados en otros lugares, y quizá no por su capacidad, es mas por la     "humildad" que ellos (as) demuestran en su trabajo. Recuerde que es mejor que otros digan: Este Ingeniero, Medico, Licenciado, Doctor, profesor etc. es el mejor y que no sea usted mismo el que se eche flores y no sea de aquellos que son tan ignorantes que ignoran su propia ignorancia.

Publicado por El Marcalino

Edición 312, 13 de agosto del 2013.

No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog