5 de junio de 2013

Entre la esperanza del cambio y la amenaza de perpetuar el atraso

 Por Jorge Barralaga

Honduras vive un momento muy particular de su historia, amplios sectores de la sociedad, de todos los estratos, están coincidiendo en declarar fracasada la conducción del Estado bajo los actuales grupos de poder económico y sus partidos Liberal y Nacional. Estos grupos tienen más de un siglo de estar jorobando al pueblo pero nunca estuvieron tan amenazados de perder el poder político, como ahora lo están.
Todas las encuestan lo están diciendo y los medios de prensa de esa misma oligarquía se ha visto obligada a reconocerlo, pero cuidado, esto está pasando cuando aún faltan 6 meses para las elecciones de noviembre. Es cierto que el bipartidismo se ha roto pero no está muerto, tienen en sus manos todos los medios imaginables para revertir tendencias y cuando no puedan hacerlo por medios lícitos, recurrirán a medios sucios y oscuros.
Por “medios lícitos”, sabiendo que controlan el Tribunal Electoral, esos partidos ya están juntos en boicotear el voto electrónico. De manera cínica buscan retener el control de la votación y el conteo en manos de sus experimentados activistas haciendo fraude en las mesas electorales y de paso, insultan al elector (a) al declararlo incapaz de entender como marcar en una pantalla la imagen de los candidatos (as) de su preferencia.
La cúpula empresarial y política tiene escuela en estas cosas pero esta vez no están seguros de revertir lo que el hondureño de a pie está pensando y eso los hace especialmente peligrosos. Recién un gusano de la mafia cubana de Miami, Guillermo Fariña, afirmó que“… Xiomara Castro de Zelaya, actual candidata a la presidencia de la república de Honduras, sería asesinada por los hermanos Castro de Cuba”.
Esto debe interpretarse como una real amenaza pero no de Raúl y Fidel Castro, nada más ridículo que eso; es sin duda una de las opciones que la oscura ultraderecha de Honduras y de Latinoamérica estarían considerando para impedir el proyecto de transformación social de LIBRE, para retener en manos de los grupitos de siempre el estado de corrupción y despojo de nuestros recursos naturales y humanos.
De la ultraderecha local también han salido expresiones amenazadoras, Oscar Álvarez dijo “estar dispuesto a todo” para evitar que LIBRE gane la elección y eso, en buen catracho, significa riesgo sobre la vida de militantes y candidatos (as). Juan Orlando no se ha quedado atrás y ya está justificando eventuales conflictos al decir que los (as) dirigentes de LIBRE llevan la violencia en su ADN.
Señores (as), esto apenas empieza,  el objetivo de los oligarcas es uno solo, impedir a cualquier precio que un partido construido desde abajo y con los de abajo, desplace del poder a quienes solo han generado corrupción, inseguridad, desempleo y miseria. Claro que vienen días difíciles pero también de esperanza, el pueblo ha decidido refundar la Patria y eso es más poderoso que los intereses mezquinos de unos pocos. Que así sea.

Publicado por El Marcalino

Edición 300, 21 de mayo del 2013.

No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog