25 de abril de 2013

La Marcala que yo recuerdo 17


 Por:  Oscar Mauricio  Ramos Henríquez

A lo lejos le esperaba la reina saliente Gladys Aurora (la actual diputada) quien minutos después hizo los honores propios al coronarla; luego de las palabras como nueva soberana, todo el cortejo y el público en general  nos dirigimos hacia el salón de baile para empezar con el vals  en honor a la nueva soberana   con el marco musical del mejor conjunto que ha existido en esta  región “Los Solitarios” que se pulían para esos eventos.-Cuantas emociones bonitas viviría Ada  aquella noche lluviosa de junio hace como cuarenta años ; emociones que perduran en el tiempo y que nadie se las puede arrebatar.- Un año después y como reina saliente le tocó coronar a otra reina de igual belleza y me refiero a Olimpia Montoya.- Aquellos reinados significaban mucho en la vida social de Marcala pues eran muy esperados y todas las reinas fueron muy queridas y respetadas, ojala que los nuevos reinados de este siglo retomen la importancia de aquellos que fueron ilusión de las adolecentes de aquel entonces.
 Las celebraciones patrias de aquellos años eran también de competencias entre cursos y secciones para ver quien arreglaba mejor el aula; ya les conté de una huelga que hubo en esos tiempos y producto de ello vinieron profesores recién graduados de la escuela superior del profesorado (hoy universidad pedagógica), creo que de ese tiempo solo quedaron en Marcala la profe. María Luisa Rodríguez de García  y el  profesor Encarnación Escobar (Q.E.P.D.).- Dentro de esos jóvenes profesores vino una  de matemáticas con un cuerpo “descomunal”, con una altura cercana a los 1.80 metros, por su color creo que era mulata, usaba unas minifaldas muy tentadoras que le quitaban el aliento a cualquiera, pero tenía como defecto ser medio tartamuda.
Nosotros nos habíamos pulido con el arreglo del aula; la  pintamos, la decoramos con las imágenes de los próceres y el piso lo habíamos pulido con gas y que además de brillante quedó extremadamente liso.- Tuve de compañero a un hijo de don Jeremías Argueta que se llama Roberto y que esa vez salió corriendo cuando la profe pidió que le trajeran yeso, ese mandado era común hacerlo pues daba la oportunidad de salir del aula aunque fuera por un ratito.-
Continuará…
Publicado por El Marcalino
Edición 295, 16 de Abril del 2013

No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog