20 de febrero de 2013

Se tragan día a día el mal olor de la alcantarilla


Marcala, La Paz. Ni salud Pública ni la Alcaldía han hecho nada para corregir la pestilencia que se genera de una alcantarilla frente a una cuartería en el Barrio San Miguel.
Elena Patricia Molina denunció que “frente donde viven” hay una alcantarilla que se está rebalsando y todo cae al río directamente, y desde que amanece tienen que soportar el mal olor. “Tenemos miedo que esto  nos traiga enfermedades porque aquí viven niños, mujeres y personas adultas” detalló Molina.
Existen varios tubos del alcantarillado que están tirando el agua directamente al río.
Publicado por El Marcalino
Edición 285, 05 de febrero del 2013.

No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog