20 de febrero de 2013

Ruidosa visita espanta de la cueva a Doña Ángela


 Marcala, La Paz. Visita de motociclista a la Cueva de Doña Ángela Osorio le dio carrera porque dice “que el diablo se le fue a meter”.
Hace unos tres meses (4 noviembre 2012) un grupo de Motociclista de Marcala decidieron visitar en la Comunidad de Agua Blanca, Intibucá (en los límites de Marcala) a doña Ángela Osorio quien vivía en una cueva. Y según comentó Beto Bautista los familiares aseguran que esta visita le causó trastornos y aunque los motociclista lo hicieron con buena intención no fue prudente su visita porque con su llegada invadieron la privacidad de Doña Ángela y el ruido de las motos la dejó inquieta.
“El problema fue que se metieron con todo y motos, y no tomaron en cuenta que esta señora ha vivido mucho tiempo sola, no está acostumbrada a esos desordenes y después que los muchachos se fueron doña Ángela abandonó la cueva y está viviendo con los familiares, y según los comentarios, ella dice que abandonó la cueva porque el diablo se le fue a meter” amplió Bautista (quien tiene familiares en esa comunidad).
Bautista aseguró que “tal vez tenían buenas intenciones pero no fueron cautelosos de no llevar las motos hasta la cueva, o al menos preguntar a los familiares si los recibían”. “Y desde todo punto de vista me parece que fue una violación a la privacidad que toda persona tiene derecho”.
“No estaba acostumbrada al estruendo del ruido de las motos y el mismo día abandonó la cueva pensando que volverían a llegar” concluyó Bautista.
Publicado por El Marcalino
Edición 284, 29 de Enero del 2013.

No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog