20 de febrero de 2013

AÑORANZAS DEL “21”


Son tan pocas las buenas noticias que disfrutamos en esto tiempos, una de ellas son las graduaciones en los institutos de Marcala, de manera particular la del Instituto Polivalente 21 de Octubre, el centro escolar de mayor importancia en esta zona, el segundo en el departamento y que, sin lugar a dudas tiene una remarcada participación en la historia de nuestro municipio.
En el mes de diciembre pasado, ha entregado en cinco áreas académicas, a casi 200 nuevos profesionales a la sociedad hondureña, este número debe ser sumado a las promociones de los años anteriores. En los 55 años de su existencia conocemos que en el 1961 se graduó la primera promoción de Maestros  de E. P. unos de los sobrevivientes de ésta son los profesores Mario Del Cid y Miguel Martínez. Calculo que hasta 1973 hubo este tipo de graduación, excepto en 1962 y 1966. Esto no puede dejarse por desapercibido, particularmente felicitamos al personal directivo, docente, administrativo, de servicio, a las asociaciones de estudiantes y de padres de familia del “21”, tal como popular y cariñosamente le decimos.
Mencionamos que no hubo graduaciones en 1962, esto porque hasta 1961 los estudiantes de magisterio se graduaban de cinco años de estudio, para las siguientes generaciones el ciclo fue de seis años (tres de CCCG y tres de Educación Normal), por lo tanto los que se graduaron en el 63 lo hicieron con el nuevo plan. Ingresamos a primer curso de CCCG en 1961, éramos como 20 estudiantes, en aquellos tiempos el instituto era semioficial y nuestros padres pagaban cuotas mensuales. El 64, al llegar a primero normal sólo éramos 6, con ellos el curso se sostenía,  pero nuestra compañera Mábel Tomé(QDDG)  decidió casarse y cada uno de los restantes: Matilde García Argueta, Bohanerges Mejía Urquía, Temístocles Vásquez y yo tuvimos que emigrar, sólo Herminio Palacios (recientemente fallecido) esperó el siguiente año para continuar, es por esta razón que no hubo graduación en 1966.
Añoramos nuestro tiempo en el “21”, recordamos con respecto  a los directores Haroldo Girón, J. Eloy Guzmán, a nuestros profesores Augusto Domínguez, Rosario González, Esperanza Urquía, Adilia Martínez, Emilio Padilla, Wilfredo Sánchez, Lissien Fiallos y otros, nobles y dignos MAESTROS y MAESTRAS, algunos de los cuales no fueron profesionales de la educación, sin embargo nos brindaron lo mejor de sí, esos conocimientos y valores que hoy forman integralmente nuestro SER, todo ello nos lo dieron con entrega y compromiso a cambio de casi nada, nos dieron calidad a cambio de una bajísima cantidad de dinero, dignificaron su nombre, su profesión y su condición humanos en sociedad. Aquellos MAESTROS y MAESTRAS lo menos que pensaron fue en la retribución económica a su labor.
Manifiesto mi agradecimiento al Instituto Polivalente 21 de Octubre, exhorto a las nuevas generaciones de docentes que hoy laboran en él para que el principal motivo de su labor sea la educación de la juventud que la comunidad ha depositado en ellos.
Por Constancio C. Martínez Guzmán
 Publicado por El Marcalino
Edición 284, 29 de Enero del 2013.

No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog