15 de diciembre de 2012

La incógnita despejada: El partido LIBRE es opción real de poder político


Por Jorge Barralaga

 
 LIBRE tiene su origen en el golpe de Estado del 2009, nació del seno de los más pobres, de cientos de miles de hondureños(as) que sintiendo como la injusticia oligarca les arrebataba la esperanza de la consulta de la cuarta urna, salieron a las calles, enfrentaron la represión y dieron vida al más poderoso movimiento social y político que la historia nacional conoce, el Frente Nacional de Resistencia Popular. Y bajo el liderazgo de Mel, el FNRP decide en el 2011 constituir su brazo político, el Partido Libertad y Refundación.
En los últimos 3 años, el pueblo en resistencia se ha movilizado para la denuncia y la protesta pública, para defender o conquistar derechos sociales o políticos y, en los últimos 6 meses, para convocar a las elecciones del 18 de noviembre. El resultado es que más de 600,000 decidimos declararnos pública y legalmente libres, lo que no significa que el 50% de hondureños(as) que no fueron a ninguna urna, más de 2 millones, rechacen la propuesta de refundación del Estado y el llamado a la Asamblea Nacional Constituyente.
Ahora la incógnita se ha despejado, este domingo el pueblo ratificó su determinación de acceder al poder a través de LIBRE, y no para sumarse al vergonzoso papel de comparsa de la UD, DC y PINU; eso se demostró con la masiva asistencia a las urnas de LIBRE en todo el país. Por cierto, la inflada a los votos liberales tiene sorprendido hasta Arturo Corrales, conocido experto en fraudes y negociaciones oscuras, todo mundo comentaba la baja asistencia de electores(as) en las urnas liberales y la comparaba con las de LIBRE.
Mientras tanto, el bipartidismo se autodestruye en su propia sopa de fraude y manipulación del proceso; pasó que, sin argumento creíble, el sistema de cómputo del Tribunal “colapsó”, las tendencias empezaron a cambiar y Juan Orlando y Villeda pasaron de perdedores a ganadores. En respuesta, Ricardo Álvarez se declaró ganador y Yani aún no reconoce el triunfo de Villeda, esto obliga a recontar los votos y un resultado fraudulento amenaza con reventarle en la cara al bipartidismo y a sus “probos” magistrados del Tribunal Electoral.
Pensando en las elecciones generales, para la militancia de LIBRE debe quedar claro, entre otras cosas, que el candidato neoliberal a enfrentar será del partido Nacional, eso también se demostró en la asistencia de votantes a las urnas nacionalistas, luego, el conflicto de la candidatura presidencial de ambos partidos se “arreglará” con un abrazo para la foto pero con insuperables diferencias en sus bases y además, quienes decidirán el resultado del 2013 serán los hondureños(as) que no fueron a votar ahora, más de 2 millones de electores(as).
Y agrego un factor totalmente en manos de LIBRE, por primera vez el pueblo tendrá dos opciones, tan claras como antagónicas sobre el rumbo que el país debe tomar, me refiero a la propuesta neoliberal del bipartidismo frente a la propuesta de LIBRE, consistente en la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente. El propósito es uno solo, colocar el bienestar social y económico de los hondureños(as) por encima del mercado y de la ganancia insaciable de inversionistas oportunistas.
Publicado por El Marcalino
Edición 276, 20 de noviembre del 2012.
 

No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog