15 de julio de 2012

Peligrosos entrenamientos de militares en Marcala


Sugieren a los militares salirse del centro de Marcala

Lugar por el que ingreso el artefacto de uso militar en la vivienda de la familia Dominguez.
Marcala, La Paz. Alarmados se encuentras los vecinos del Barrio La Golondrina por las practicas que realizan militares en el Batallón de Marcala.
La alarma de los y las habitantes del Barrio la Golondrina se fundamenta por las prácticas que se realizan en el interior del 10 Batallón de Infantería y  porque sienten que se encuentran el peligro de ser alcanzados por los desechos de las explosiones que se hacen durante las prácticas militares.
El pasado lunes 9 de julio del 2012 y aproximadamente a las cuatro de las tarde, un artefacto de uso militar cayó desde el cielo traspasando el techo de la casa de habitación de María Magdalena Domínguez y que en ese momento se encontraban en el interior de la vivienda dos niños y una niña.
El artefacto de uso militar que cayó en la sala de la vivienda.
Domínguez relató que el día martes se presentó un representante del Batallón a su casa y se comprometió a reparar el techo, y se quejó que el canal de televisión habían sido muy exagerados cuando se refieren al incidente, “nosotros llamamos al canal para que vinieran a ver lo que pasaba porque estábamos temerosas porque se escucharon varias explosiones”.
“Lo que pedimos es que busquen un lugar seguro donde hacer las prácticas porque aquí estamos en peligro todos los que vivimos en el barrio”, según Domínguez su hija sufrió una crisis de nervios y gritaba “que no se quería morir”.
Por su parte otros vecinos del Barrio La Golondrina aseguraron por las explosiones todas las casas se estremecen y eso les provoca temor. Denunciaron que los militares tiran gases lacrimógenos y que inunda las casas además de que   se llevan los perros,  una de las afectadas relató que ella fue a buscar el perro al batallón y se lo entregaron todo lleno de pintura, de la que usan los militares para ponerse en la cara.
En las instalaciones del batallón se está realizando el curso de montaña y en el plan de formación se contempla la clase de explosivos demoliciones y en las prácticas que se realizaron el lunes 9 de julio se usó el C4 que es un explosivo plástico, las cargas se enterraron y se detonaron, señaló Edgar Wilfredo Caballero Comandante del 10 Batallón de Infantería.
Sobre el artefacto que cayó en la casa de la familia Domínguez, Caballero cree que la única explicación lógica que se puede dar es que pudo estar enterrado y con la fuerza de la explosión salió volando y fue a impactar en la casa.  
En cuanto a las denuncias del uso de gas lacrimógeno el militar precisó que lo que se usó en la inauguración del curso fue una granada de humo y no causa ningún malestar ni efecto en la población.
El militar a cargo del batallón se comprometió a tomar las medidas correspondientes para evitar incidentes que perjudiquen el bienestar de la población que habita a los alrededores de la unidad militar.


Publicado por El Marcalino
Edición 258, 10 de julio del 2012

No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog