5 de julio de 2012

Para no perder la memoria: Un hondurazo en Paraguay


 A finales del 2009, el comandante Fidel Castro advertía en sus reflexiones, que si el golpe de Estado en Honduras no se revertía, vendría una oleada de golpes similares en América Latina; luego, el golpe no se revirtió y el pueblo paraguayo es la nueva víctima del golpismo oligarca de aquel país hermano y del imperialismo norteamericano. Por cierto, que no se confunda nadie haciendo de esto una premonición de Fidel, solo se trata de la lectura que un revolucionario de su dimensión es capaz de hacer sobre el acontecer político internacional.
Ya los paraguayos y la comunidad internacional están haciendo lo propio frente a esta nueva crisis y no es el propósito de este comentario; sí me parece cuando menos necesario, aprovechar ese evento para hacer valoraciones sobre el acontecer nacional. En particular frente al golpe del 2009 y la conducta individual y colectiva del pueblo hondureño durante los últimos 3 años.
La contundencia de la reacción popular desde la fecha del golpe hasta la liberación y despedida de Mel en enero 2010, no tiene parangón en la historia nacional. Sin embargo, después de 150 movilizaciones diarias en esos 7 meses, no se puede decir lo mismo en los meses posteriores hasta la fecha y no estoy haciendo un reclamo; es obvio que no se podía mantener aquel nivel de movilización durante 3 años continuos.
Lo que me parece obligado observar es la conducta de muchos anti-golpistas que acompañaron las movilizaciones iniciales y después, poco a poco fueron abandonando al pueblo en su lucha, algunos para asumir una posición pasiva sin abandonar la bandera de una Honduras diferente, lo cual se entiende bien, pero lo inaceptable es que hay otros y no son pocos, que “perdieron la memoria” en muy poco tiempo y ahora hacen comparsa con el golpismo de cara a las próximas elecciones.
Me refiero a aquellos (as) que “están haciendo la revolución” desde el congreso y desde posiciones en el poder ejecutivo, también a aquellos (as) que disfrutaban sentirse rodeados de pueblo en el movimiento de resistencia pero que no soportan la idea de alejarse del poder oligárquico porque siempre les ha ofrecido algún tipo de protección a sus proyectos familiares.
Pues bien, el golpe en Paraguay también nos está sirviendo acá para recuperar la memoria en aquellos (as) que no han entendido que las oligarquías nacionales y el imperialismo son una misma cosa en todas partes y que ningún cambio ocurrirá en favor de nuestros pueblos si estos no arrebatan el poder a las clases dominantes de cada país.
Y la historia tiene sus caprichos. Ese golpe en el cono sur coincide con el mismo mes de junio cuando en Honduras se conmemorará 3 años de lucha y la construcción de un vigoroso movimiento social y político que avanza seriamente hacia la toma del poder político. Este 28 de junio el FNRP ha convocado a movilización en todo el país y 3 días más tarde, la compañera Xiomara Castro lanzará su candidatura a la presidencia del país por el Partido LIBRE y para la refundación del Estado.
 Salud, pueblo resistente.
Jorge Barralaga

Publicado por el Marcalino
Edición 256, 26 de junio del 2012

No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog