21 de abril de 2012

Opinión Ciudadana: Corrupción en la educación


Por  Víctor Manuel Claros

En la vida de todo ser humano lo que lo hace ser diferente es su preparación académica. En pocas palabras si esta educado de la mejor manera su nivel de vida será diferente.
En todos los gobiernos el tema principal ha sido mejorar la educación en todos los niveles, escuchamos propuestas: El sistema en la educación será diferente, que la infraestructura será mejorada, que los maestros estarán más preparados en resumen, las mismas mentiras de siempre. Con la denuncia de actos de corrupción en la zona de Intibucá ha quedado al descubierto lo podrido que esta nuestro sistema de educación, lo más lamentable es que esto está pasando hace mucho tiempo, porque la educación ha sido manejada por los políticos de turno, y  son ellos los que deciden, quien va ocupar los puestos en la educación, aunque el estatuto del docente diga otra cosa.
Hay maestros que tienen todos los derechos para poder optar a una plaza, pero si no es del partido en el poder, o no apoya la candidatura de los políticos que son los que mandan en el  gobierno de turno, ya sea liberal o nacional, no  hay manera que pueda lograr tener su plaza. Si así se manejan las cosas en Honduras y si nadie hace nada por evitarlas la educación será solamente un negocio para unos pocos.
Lo raro es que tantos ministros han pasado por esta institución, y nadie podía ver lo que el ministro Escoto está descubriendo en esta dependencia del estado. ¿Porque cree usted que no lo podían ver? Muy sencillo, porque solo han llegado a esos puestos para obedecer a los políticos de turno.
La corrupción en la educación se maneja en todos los niveles y mientras no exista la voluntad de solucionarlo esto solo quedará en un escándalo más y después todo volverá a la normalidad. Así cuando vamos a salir adelante. Ojala al actual ministro que los está poniendo quietos, no le vayan a poner trabas y lo terminen sacando para poder seguir haciendo piñata con la educación en Honduras.

Publicado por El Marcalino
Edición 246, 17 de abril del 2012

No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog