12 de marzo de 2012

Retazos de la historia: Cada día el Lempira pierde valor


Compilación de Lic. Enrique Guzmán

 Revisando actas de las sesiones celebradas por algunas corporaciones municipales de Marcala, en los años sesenta, nos encontramos algunos acuerdos para la construcción y reparación de puentes, que reflejan cómo ha perdido poder adquisitivo el Lempira y cómo ha subido el valor de las cosas, especialmente los materiales de construcción.
Para el caso, en el ACTA NO. 9 de la sesión ordinaria celebrada por la corporación municipal de Marcala, depto. De La Paz, en el salón de sesiones de este palacio municipal, el día jueves dos de mayo de mil novecientos sesenta y tres, literalmente dice:
“Presidio el señor alcalde municipal don Rolando Arriaga Montoya y con la asistencia  de los regidores:

1. Carlos L. Domínguez, 3.Don Trinidad Padilla R. 4.Don Saúl Montoya, 5. Don Anselmo Lazo S y 6.Don Florencio Domínguez. Síndico Municipal don Álvaro Rodríguez I., faltando sin excusa el señor regidor 2.  don Perfecto Sorto C. y por ante el infrascrito secretario que da fe.”
Abierta la sesión por el señor alcalde municipal, se procedió en el orden que sigue:
1, 2, 3, 4, 5, 6, 7 y
“8.       El señor alcalde municipal don Rolando Arriaga Montoya expuso a la honorable corporación municipal que tal como quedó resuelto en sesiones pasadas ya se remitió al señor Catalino Avila como presidente de la Sociedad de Padres de Familia de Sigamane” el material para la construcción del puente sobre el Rio Ahoga Macho o Sigamane, consistente dicho material en lo siguiente:
10 sacos de cemento Bijao                             L.50.00
10 candelas de dinamita y  5 fulminantes   L.10.00
2 cargas de cal                                                 L.10.00
20 libras de clavos de 5 pulg.                        L.  9.00
            T O T A L                                         L. 79.00

En el ACTA NO.7B, de una sesión ordinaria celebrada por la Corporación Municipal de Marcala, el día quince de marzo de mil novecientos sesenta y siete, presidida por el Alcalde Municipal don Gilberto C. Molina con asistencia de los regidores del primero al quinto, señores Jorge I. Castañeda, Narciso Vásquez Cabrera, Juana de Zelaya, Pablo Castillo y Armando Vigil, del Síndico Municipal don Andrés Claros M., de los consejeros Gaspar Urquia y Pedro Castro R. y por ante la infrascrita secretaria que da fe.

2. La Honorable Corporación Municipal ACUERDA “aprobar la moción del Sr. Alcalde Municipal don Gilberto C. Molina, y en consecuencia autoriza el gasto de L. 100.00  “cien lempiras” para proceder a reconstruir el puente denominado Pedro Oliva, sobre el Rio Guaralape,  que une el barrio Concepción con el Barrio San Miguel, en el centro de esta ciudad, el cual por su mal estado es un peligro para los transeúntes, ordenándose a la tesorería que efectúe los pagos de los gastos mediante los recibos y ordenes correspondientes”.

En el ACTA NO. 96 de otra sesión ordinaria celebrada por la misma corporación, el día jueves dos de mayo de mil novecientos sesenta y ocho aparece otro acuerdo que literalmente dice:
3. “El señor alcalde municipal don Gilberto C. Molina manifestó que el puente del Barrio La Victoria, sobre la carretera que va para El Salvador, se encuentra en mal estado y que urge su reparación y que habiendo ofrecido el ingeniero de caminos la madera para la reconstrucción, esta municipalidad deberá contribuir con doce libras de clavos y los cuales arrojan el total de L.3,60 (tres lempiras sesenta centavos) y en consecuencia pide que se apruebe dicho gasto”, el cual fue aprobado por la corporación.

Imagínese usted mi querido lector, construir un puente con 79 lempiras, reparar otro con 100 lempiras y lo más comino aprobar un gasto de tres lempiras con sesenta centavos para reparar un puente que no solo une a Marcala con al menos cinco municipios de la sierra sino que con un país vecino.

Publicado por El Marcalino
Edición 240, 6 de marzo del 2012.

No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog