27 de febrero de 2012

Opinión ciudadana: Conociendo de Seguridad Humana


Autora: Milagro Castañeda, Máster en Seguridad Humana

En artículos anteriores me he referido al controversial y complejo tema de la seguridad, hoy trataremos específicamente el paradigma de la Seguridad Humana, misma que surge como una forma más profunda de entender los problemas vinculados con la seguridad.
El concepto de Seguridad Humana surgió como una nueva respuesta, una nueva mirada, con perspectivas optimistas frente a los problemas de las personas. En 1994  el programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), genera como nuevo concepto la seguridad humana; esto  constituye un punto fundamental y el punto de partida para obtener y mejorar la seguridad.
Una de las características que define la seguridad humana es su multidimensionalidad. El informe del PNUD establece siete dimensiones de la seguridad humana. Aunque la lista de amenazas contra la seguridad humana es larga, podemos decir que son las más relevantes las siguientes:
Seguridad en salud, alimentación, económica, personal, comunitaria, política y Seguridad medioambiental.  Podemos ver que el concepto abarca  desde la necesidad de libertad del miedo y libertad de la necesidad Estatal (nacional) y por ende la Seguridad internacional. Este concepto es “indivisible” y las inseguridades que afectan a  una de las dimensiones afectarán también al conjunto de ellas, y al final afecta a la persona humana como tal (Fernández, 2005)
 La seguridad humana significa entonces, proteger a las personas de la multiplicidad de amenazas que nos rodean, se preocupa por la forma en que la gente respira en sociedad, la libertad con la que puede realizar sus actividades cotidianas y el disfrute de  las oportunidades que se le puedan presentar para que las mismas no se desvanezcan. La seguridad humana en un sentido más amplio y dimensional, involucra el respeto a los derechos humanos, el buen gobierno, y la certeza de que cada individuo tenga las oportunidades de desarrollo y logre así sus propias satisfacciones; abre nuevas perspectivas para las naciones y los pueblos, sobre todo para aquellos sectores más desprotegidos del mundo.
El eje de la seguridad humana, es la persona humana en sí, es decir, se centra en las personas y comunidades; debe ser distribuida en forma equitativa, la seguridad es un producto de la sociedad, en este sentido, la seguridad humana se focaliza en la seguridad de la gente, tomando en cuenta que tanto el Estado como los distintos actores no estatales y la persona humana, somos responsables y estamos obligados a participar en la elaboración de políticas y medidas estratégicas que fortalezcan la seguridad de los todos. 

Publicado por El Marcalino
Edición 238, 21 de febrero del 2012

No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog