27 de febrero de 2012

Con autoevaluación se definió la suerte de los empleados municipales


 Marcala, La Paz. Con autoevaluación se conoció  el desempeño de los empleados municipales de Marcala y con votación se definió quien será despedido.
En reunión de Corporación Municipal en el año 2011 se decidió hacer la reducción de personal en un 15 por ciento, este porcentaje se reduce al despido entre 8 y 9 empleados de los 52 que laboran  hasta este momento. Esa decisión de disminuir el personal se tomó después que las cifras indicaran que el gasto administrativo durante el 2011 fue de un aproximado de 7.5 millones de Lempiras (un 59.70 por ciento de los ingresos corrientes).
“La autoevaluación de los empleados municipales se hizo  por medio de un test, en esta evaluación participaron los jefes de departamentos  y la comisión evaluadora que integran los regidores y la Comisión de Transparencia Municipal”, detalló el administrador municipal Carlos Fiallos.
Fiallos lamentó que no existe un Plan Operativo Anual (POA) que sería la herramienta para hacer las evaluaciones del personal e institucional, “yo insistía que se debió planificar primero para después hacer las evaluaciones”. Los aspectos que se evaluaron en el personal municipal es responsabilidad, puntualidad, relaciones interpersonales y trabajo en equipo.
Por su parte el representante de la Comisión de Transparencia Municipal Oswaldo Vásquez agregó que la evaluación se hizo mediante votación y se le dio un porcentaje a cada empleado y cuando por la votación se daba empate había una persona que hacía el desempate y a estos resultados no se pueden hacer cambio de ninguna manera.
Además se evaluaron los puestos y se pudo verificar que los departamentos funcionan y  los que no funcionan son los empleados, hay empleados que están trabajando y no tienen un puesto definido. Hay departamentos que existe más empleados de lo necesario y se pudo constatar que hay más de nueve empleados que no cumplen con las funciones. También se debe decir que hay empleados municipales muy capacitados y que hacen bien su trabajo, aseguró Vásquez.
El objetivo de la evaluación es que el municipio avance y que los recursos del pueblo  se inviertan en lo que se debe invertir.  El pago de salarios a empleados que no funcionan no debe ser una carga para el municipio, el Alcalde Rigoberto Hernández debe ver primero el presupuesto municipal para hacer las contrataciones.
Los resultados de la evaluación las dará el Administrador Municipal en reunión.

Publicado por El Marcalino
Edición 238, 21 de febrero del 2012

No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog