13 de enero de 2012

Reseña histórica Municipio de Yarula


Antiguo palacio municipal de Yarula.
El Municipio de Yarula pertenece al departamento de La Paz se encuentra en la zona sur occidental de Honduras, limita con los Municipios de Márcala, Santa Elena, Intibucá y Cabañas. Uno de los Municipios más  viejos del  departamento de La Paz.
El Municipio de Yarula es uno de los más viejos de La Paz,  fue creado  en el Año 1791 como Pueblo del curato de Chinacla. 
Santa Elena perteneció al Municipio de Yarula en 1985 fueron comprados los terrenos donde están ahora en 1986 pasa a formar parte del circulo de Márcala
La palabra Yarula significa en lenguaje Cora “la puntilla” por estar ubicado en una de las orillas del Municipio.

VIAS DE ACCESO

Existen tres carreteras para ingresar al Municipio de Yarula,  la   N° 1 por sabaneta, Márcala y tierra colorada Yarula, que ha sido inaccesible en tiempos de  invierno.  Las autoridades municipales, han logrado el mejoramiento, de esta carretera, tiene una distancia de 33 km. de Yarula, hacia el Municipio de márcala,  2 km. por la carretera de la  peña  del  Tigre   a  Santa Cruz, Márcala, y Medinas Yarula, carretera con menos distancia que la anterior 17 km,  pero es inaccesible en meses muy lluviosos impidiendo el acceso de los Vehículos, aun que este tramo es el más corto no existe  acceso de buses ya que La carretera es muy angosta y posee tramos muy pendientes combinado con curvas Muy cerradas por lo que sería difícil el ingreso de buses, aunque la mayoría de la Población utiliza esta  carretera para viajar a pie a Márcala, cuando no se tiene vehículo disponible y  la N° 3 carretera por Pekín el salvador el zancudo,  Yarula, este carretera es la que utiliza la población para viajar a  san Salvador, por ser de fácil acceso que viene de Santa Elena y Yarula, para ir a Marcara, y al Salvador cuando no hay acceso en la carretera de Sabanetas y Santa Cruz.
Datos proporcionados por la Corporación Municipal que dirige Paulino Díaz. Diciembre 2011

Publicado por El Marcalino
Edición 232, 10 de enero del 2012       

No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog