13 de enero de 2012

Autoridades de Santa Elena manifiestan oposición a la creación del municipio de Nahuaterique


Representantes de Nahuaterique.
Marcala, La Paz. Con oposición de las autoridades y habitantes del Municipio de Santa Elena se enfrentan los habitantes de  Nahuaterique ante la creación del municipio número 20 del Departamento de La Paz.
La oposición de las actuales autoridades del municipio de Santa Elena se basa en documentación del año 1880,  el alcalde de esa época José de la Luz Hernández y el Síndico del pueblo de Santa Elena Serapio Benítez pedían al Poder Ejecutivo una remedida del territorio denominado “Naguaterique” bajo el archivo número 216 y expediente número nueve.
En este archivo narran los continuos enfrentamientos que mantenían con los habitantes de las comunidades salvadoreñas de Perquín y Arambala por la ocupación que estos ejercían en el territorio de “Naguaterique” allanando la línea divisoria nacional con grave perjuicio y mengua de la soberanía del país.
En ese mismo año de 1880 las autoridades hondureñas hacen una petición de que los dos países envíen un agrimensor (topógrafo) para remedir el territorio y así evitar tener la simiente de futuras y serias dificultades nacionales con El Salvador. Los gobiernos de esa época enviaron al  agrimensor en representación de El Salvador Hemerito Chávez y Francisco Sancho en representación de Honduras.
En otro de los archivos se destaca que los deslindes de “Naguaterique” se reconocen bajo testimonio, porque el expediente en el que se establecen los límites con las comunidades de Arambala y Perquín se perdió a consecuencia de las revoluciones en la Intendencia de La Paz.
Para esos años los límites territoriales entre los pueblos de Arambala, Perquín y Santa Elena la marcaban los linderos de Malpaso, Tierra Colorada, Pasamono, Las Pilas, el cauce del Rio Negro hasta El Rincón que es el lindero de las tierras de Colomoncagua.
Para poder marcar los límites territoriales los agrimensores usaban una cuerda de cincuenta varas como unidad de medida, y la medición inició en el cerro de la Ardilla al sur oeste de Santa Elena dejando un montón de piedras por primer lindero de la remedida solicitada por el Gobierno hondureño, los agrimensores siguieron midiendo por el cerro de Osicala, la quebrada de Caimani, los cerros de la Audiencia y continuaron hasta completar 88 cordadas hasta el cerro Mal Paso donde encontraron dos montones de piedras juntos uno del otro. 
El 15 de abril de 1880 la comisión de medidas de Comayagua  dieron testimonio de los límites de los terrenos de Nahuaterique después de la remedición, la comisión la integraron Julián Cruz, Prospe Padilla Romero, Rafael Molina y Pablo Vásquez, estos entregaron un plano del terreno de “Naguaterique” al Ministro de Hacienda en Honduras.
En el archivo en referencia se deja establecido que la propiedad del terreno de  “Naguaterique” es de Santa Elena por haberlo comprado al Gobierno por la suma de mil 500 pesos según consta en los recibos que existen en la Intendencia de La Paz, aunque el precio de remate de la tierra en la Intendencia fue de dos mil 500 pesos.
El 22 de enero de 1880 el pueblo de Santa Elena hizo un pago de mil 200 diez pesos  a la Intendencia de la Paz y en esa misma fecha el Fiscal General de Hacienda pide que se obligue a los habitantes de Santa Elena de satisfacer la suma de 500 pesos  que han quedado adeudando a la Hacienda Pública para que les pertenezca en propiedad el terreno referido.
El Síndico Municipal de Santa Elena Vicente Gómez el 2 de octubre de 1893 a nombre del pueblo pidió se perdone el pago de 644 pesos y seis centavos que adeudan a Hacienda Pública por las razones siguiente; los 500 pesos por el resto del valor de terreno denominado “Naguaterique” y 144 pesos y seis centavos valor de los derechos fiscales de remedida del mismo terreno, alegando la escases de recursos y los prejuicios que tuvieron con la demora, pago del que fueron eximidos por el Gobierno de la República.
El 29 de abril el agrimensor Julián Cruz en su informe al Ministro de Hacienda destaca que aunque los vecinos de Perquín, Arambala y San Fernando pretenden que “Naguaterique” constituye parte del territorio salvadoreño, se establece que esta pretensión carece de fundamento legal, ya que los habitantes de Santa Elena tienen numerosas y concluyentes pruebas que “Naguaterique” fue comprado por ellos desde tiempos del Gobierno Español y desde entonces pertenecía a la jurisdicción de Comayagua y por consiguiente a los dominios de Honduras.
Cruz daba por hecho que las desavenencias no terminarían con esa remedición propuso que se dirimiera por el juicio de los Tribunales o por una Convención Nacional sobre limites celebrada con el Gobierno de El Salvador.
En fecha del 29 de septiembre de 1893 José Esteban Lago en representación del Ministerio de Hacienda  otorgó el testimonio de propiedad de los terrenos “Naguaterique”  a Santa Elena con que debían de legitimar la propiedad, advirtiéndoles que no se les dará la propiedad del terreno mientras no se dirima con la  Republica de El Salvador la cuestión de límites.
El dictamen emitido el 27 de septiembre de 1895 por el Ingeniero José E. Lazo nombrado revisor específico por parte del Ministro de Hacienda de la Republica de Honduras; la tramitación de expediente inició en el año 1879 y el decreto autorizando la remedida en 1880, el agrimensor Julián Cruz cumplió con los requisitos de Ley siguiendo información jurada de personas conocedoras de los linderos conforme a la Ley de Tierras vigente de 1836.
El computo del área es de 114 caballerías que equivalen a 7 mil 353 manzanas, y que en su debido tiempo se calcule el valor del terreno, ya sea que Santa Elena pague como terreno Nacional o sea para el cobro de la remedida según el dictamen.
Por otra parte en el dictamen se establece que no se puede aprobar el expediente mientras no se esclarezcan los derechos de las partes colindantes en este caso con Perquín y Arambala ya sea por medio de un Tribunal de Árbitros conforme a la Ley de Tierras que se tenía en esa época  o por una Convención entre ambas Repúblicas que establezca la línea divisoria territorial.

Ante la oposición de la creación del municipio el Alcalde de Nahuaterique Oscar Argueta destacó, que como comunidad tiene todo el derecho de crear un nuevo municipio y el documento en el que se ampara  el municipio de Santa Elena ya no tiene validez porque a los habitantes de Nahuaterique después del fallo de 1992 los ampara los Tratados Internacionales y la Convención sobre Nacionalidad y Derechos Adquiridos y el Convenio 169 de la OIT.
Argueta señaló que con el cabildeo que se ha hecho con las autoridades les han dado el visto bueno para la creación del Municipio y lo único que tienen que hacer es cumplir con los requisitos que la Ley de Municipalidades manda en su artículo 16 . Y si las autoridades de Santa Elena tienen documentos que los presenten a las autoridades competentes para que los indemnicen por el derecho que ellos piden.
Por su parte el representante de la Sociedad Civil de Santa Elena Martin Gómez Vásquez informó que se hizo un Cabildo Abierto el 27 de diciembre del 2011 donde se abordó el tema y la oposición que se tiene a la creación del municipio de Nahuaterique, y la base de oposición se basa es un documento privado donde se hace constar que el municipio compró esas tierras en tiempos del Gobierno español. El problema que tiene el municipio es que no tomó posesión ni antes ni después sobre ese territorio en casi 130 años.
Gómez agregó que “que no se parará el trámite que está siguiendo la comunidad de Nahuaterique, no se puede, porque ahí lo que cabe es que le Estado indemnice al municipio por esa propiedad”. El fallo de 1992 beneficia a la comunidad y eso tiene mucho valor y avala las acciones que se hagan para crear un municipio.  “Ahora Nahuaterique tiene la oportunidad de pensar como quiere vivir” detalló Gómez Vásquez.
En el Cabildo Abierto no se pudo hacer nada aunque se tenía la presencia del Gobernador Política de La Paz y a quien los habitantes de Santa Elena trataron mal y de la misma manera se trató a los habitantes de Nahuaterique y a la Diputada López aunque ella no estaba presente, y es que los habitantes de Santa Elena coinciden que ellos están apoyando la creación del municipio número 20. Y es un grupo de activistas del Alcalde Alexis Ventura son lo que lo están apoyando.
Alexis Ventura, Alcalde de Santa Elena.
“Que se respete el territorio a Santa Elena porque es una compra que hizo al Estado en 1870 y tenemos un título municipal  privado y el Estado tendría que negociar primero con Santa Elena para decretar un nuevo municipio y debe tener mucho cuidado porque puede tener una demanda por parte del municipio”, declaró el Alcalde Municipal de Santa Elena Alexis Ventura.

Publicado por El Marcalino
Edición 232, 10 de enero del 2012       

No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog