6 de octubre de 2011

Retazos de la Historia

 Por Enrique Guzmán
 Muchos sabemos que Marcala fue la cuna del cooperativismo en Honduras (La Sociedad de Ladinos se organizó en 1876). También conocemos que desde esta ciudad se exporta café de excelente calidad hacia el exigente mercado europeo desde finales del  siglo XIX. Pero lo que muy pocos sabíamos es que en esta ciudad también floreció la industria vinatera, tal como lo demuestran los documentos que acompañan esta nota: un recibo firmado por doña Amparo Iraheta por la venta de naranjas al dueño de la fábrica de vinos, don Vicente M. Osorio y la planilla de las personas que trabajaron en esta industria del 22 al 29 de abril de 1931.


































Publicado por El Marcalino
Edición 219, 04 de octubre del 2011

No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog