6 de junio de 2011

Opinión ciudadana: La Gran diferencia

Por Yaneth Urquia

Este veintiocho de mayo una considerable parte del pueblo hondureño se movilizó al encuentro de MEL ZELAYA. Cómo lo hicieron? unos con sus propios medios, otros a jalón, algunos colaboraron en el anonimato, otros abiertamente no falta quien busque protagonismo en estos eventos del pueblo para sacar provecho después reclamando su aporte.
Al pueblo esto no le importó, su meta era llegar, estar presente allá, comprobar que MEL llegaba. En el fondo lo único que los hondureños/as tenemos y tendremos es esperanza.
Se sabe que las actuales relaciones de poder político -social donde unos pocos toman las decisiones en favor de una minoría esta condenando a las futuras generaciones a la mendicidad y a compatriotas a vivir en el exilio de por vida para sustentar a su familia.
Este pueblo tiene esperanza de rescatar el país que nos han robado; hacer reformas profundas para transformar el estado actual, ponerlo al servicio de las mayorías.
Ojala que este día no haya sido solo emoción y apasionamiento y no se decepcionen cuando se den cuenta que el camino no esta hecho es largo y difícil; apenas comienza, que su MEL solo no podrá hacer nada.
A este evento no llegó la policía, qué podían cuidar? no habían limusinas, ni fotógrafos/as, tampoco aires acondicionados, banquete, ni chanel.
SI hubo solidaridad, sonrisa, llanto, sudor, hambre y sed, cansancio hasta desmallo. Un evento montado por el pueblo para el pueblo, el pueblo siempre sale barato con poco se alegra, que gran diferencia al evento Honduras abierta a los negocios donde el estado gastó millones de lempiras y todo fue una farsa para apantallar.

Publicado por El Marcalino
Edición 201, 31 de mayo del 2011

No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog