13 de junio de 2011

El menos común de los sentidos no está funcionando: solo se reacciona


Cuando se repite la frase de que todo está bien, que se gobierna con transparencia y “no existen errores de fondo” me hace pensar qué es lo que se esconde. Porque las conductas se prueban con las acciones y no solo anunciándolas con una actitud defensiva queriendo engañar y buscando culpables.
Definitivamente en Marcala existe una ingobernabilidad. El problema de la violencia está dejando al descubierto la improvisación que se hace en todos los niveles y desde las instituciones que tienen a su cargo una responsabilidad social. Es muy común las reacciones que se hacen ante un problema concreto; REACIONARIOS y para calmar a quienes cuestionan se llaman al silencio. No existen acciones continuadas, solamente y para aparentar ante situaciones extremas hacen, como decimos en el barrio, la pantalla. Son reacciones ante la bulla y el escándalo. Cuando ocurren hechos no comunes  se rasgan las vestiduras y por curiosidad o morbo, la ciudadanía nos informamos de los hechos pero no para aportar sino por curiosidad. Alguien me comentó “así son los pueblos chicos un infierno grande”.
Pero además de lo que como ciudadanos hacemos las autoridades recurren al tiempo y cubren sus inoperancias cambiando el tema y siguiendo la moda del escándalo y la bulla que solo dura muy poco.
Ante tanto que está ocurriendo en Marcala es tiempo de reactivar el sentido común y accionar en una dirección que nos devuelva el sentido que como comunidad hemos perdido.
Que las autoridades terminen lo que inician y dejen de comenzar de cero siempre.    

 Carlos Galeas

Publicado por El Marcalino
Edición 202, 07 de junio del 2011

No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog