16 de febrero de 2011

Opinión ciudadana

 ¿Qué hacer el 26?

Por Jorge Barralaga

Más allá de lo que finalmente se acuerde, este 26 de febrero ya tiene su espacio en la historia nacional. 582 delegados (as) de todos los rincones del país, representando incluso a los (as) inmigrantes, estarán discutiendo por primera vez sobre la vía a seguir para desplazar del control del Estado, a los grupos oligárquicos y políticos oportunistas que por casi 2 siglos han estado despojando a nuestro pueblo, de todos sus recursos, incluyendo la vida misma.
Dada la diversidad de sectores sociales y políticos que conforman el FNRP, debemos aceptar igual la diversidad de enfoques y por ello, no debemos descalificar posiciones sin el necesario debate como condición para decidir la posición a asumir. Pero, pongamos en claro las posiciones en cuestión:
Descartar la participación del Frente en procesos electorales, cuando menos hacia el 2013, y concentrarse en procesos de acumulación de fuerzas a través de las líneas ya aprobadas y en marcha: La formación, la organización y la movilización popular en pos del retorno de los(as) expatriados (as) y la refundación del Estado a través de una Asamblea Nacional Constituyente originaria.
No evadir la participación electoral en el 2013 y organizarse para hacerlo, sin abandonar las líneas y objetivos antes mencionados. Implica reconocer el ejercicio electoral como un mecanismo más de la lucha, nunca como un objetivo, y hacer de la presión en las calles, la condición que permitirá modificar la ley electoral y garantice un proceso justo y transparente.
Estas son las únicas posiciones dentro del Frente pero, para evitar confusiones, también hay un sector del Partido Liberal que sabiendo el peso político de la figura de Mel, insiste en declararse en resistencia pero su objetivo no es refundar el Estado, es la unificación del Partido Liberal y con ello, preservar el bipartidismo a toda costa. Esto es sin duda, una completa burla al pueblo hondureño, Mel lo sabe y lo ha declarado sin rodeos, “Todo dentro del Frente, nada fuera del Frente”.
Mi posición particular la he manifestado en varias reuniones y la reitero en esta ocasión. El FNRP debe prepararse para librar diferentes formas de lucha y la participación electoral es una de ellas, incluyendo las elecciones del 2013; acá algunos argumentos y condiciones para hacerlo:
El gobierno de Pepe es ilegal porque surge de la ruptura del orden constitucional y es ilegítimo porque la mayoría del pueblo no asistió al circo electoral montado, inflando la votación para justificar reconocimiento internacional que todavía no logra. Sin embargo, es poder vigente de hecho, aunque sea de la mano del imperio; los obreros, campesinos y maestros están negociando con ese poder y el FNRP no puede descartar discutir su agenda con ese poder.
En el 2009 el objetivo era revertir el golpe y el orden constitucional y al participar en aquellas elecciones significaba legitimar el golpe, la posición de rechazo fue correcta; este no es el caso actualmente. Los objetivos del Frente siguen siendo los mismos y ante una eventual decisión de participar en elecciones, nuestra bandera principal deberá ser la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente originaria, popular y refundacional del Estado.


 Publicado por El Marcalino
Edición 185, 08 de febrero del 2010.

No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog