29 de agosto de 2014

Muere después de fumigar en el Mercado San Miguel

Un hombre de 74 años de edad, que respondía al nombre de Manuel Benjamín Almendares Hernández, originario de Olancho y residente en La Esperanza, Intibucá, amaneció sin vida el pasado miércoles 30
de julio del 2014, en un hotel en el centro de Marcala.
“No se le encontró causa de muerte y por eso fue trasladado a medicina forense en Tegucigalpa” según informó la médico forense del Ministerio Público, Belmar Zelaya.
Según le informó a las autoridades, un sobrino del hoy occiso, el día anterior habían comenzado el trabajo de fumigación en el mercado San Miguel y por la tarde, salió. Cuando no regresaba a eso de las 6 de la tarde decidió ir a buscarlo y lo encontró, en estado de ebriedad, en la calle principal. “Se quejaba de un dolor en su estómago” detalló el joven testigo. “No quiso comer y se acostó sin tomarse la pastilla para la diabetes; ya por la mañana, el le hablaba pero nunca respondió y me di cuenta que estaba muero y fue cuando avise a las autoridades” detalló.
La forense relató que al momento del levantamiento “encontró restos de vómitos en la cama y en la boca, y que lo que determinará la causa de muerte será la autopsia”
Esta persona que se hospedaba en el hotel Roxana tenía entre 6 y 8 de muerto.

El Marcalino año 8, Edición 353

 31 de julio del 2014

No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog