11 de junio de 2014

Repleto de guardianes llegó un camión del ejército

El sábado 17 de mayo del 2014 y mientras esperábamos, frente a la Iglesia Parroquial de Marcala, un camión con insignia militar llegó trayendo de pasajeros a una cantidad importante de niños que salían por las ventanas del automotor y gritaban.
Alegres se notaban los niños, y cuando pasaron frente a donde estábamos, noté la mirada seria de dos militares que venían en la puerta del camión, como diciendo para qué nos toman fotografías. Por cierto, replicábamos las prácticas de violín que habíamos estado ejecutando en la Casa de la Cultura, unos minutos antes.
Me quedé con la pregunta sin respuesta de saber quiénes eran los niños que llenaban el camión verde del décimo. Al rato, dos niños y una niña, se acercaron con curiosidad adonde estaba todavía tocando el violín y aunque no dijeron nada, en su mirada se notaba la inquietud por el instrumento que portaba. Les ofrecí la oportunidad de tocarlo y solo uno de ellos se atrevió a tomarlo en sus manos. “Le gustó” creo, y le pregunté qué les enseñaban los militares y uno de ellos contestó: “cosas”. Y qué cosas le reprengunté. “A marchar y nos dieron unas charlas” dijo con seguridad, mientras mantenía la mirada fija en el violín. Ahh, y te gusta, le dije? Sí, contestó, sin mucha seguridad. Ustedes son los guardianes, verdad le dije preguntando. Los tres se miraron y sonrieron. No sé qué me quisieron decir pero eso fue lo que yo vi.
Redacción. Carlos Galeas

Publicado por El Marcalino
Edición 344, 21 de mayo del 2014


No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog