29 de diciembre de 2013

Las Perras de Chungo

Toñito sin advertir la mentira le dice muy emocionado-. Y no joda Chungo! Allí pegaron una ustedes porque agarrar esos animales tan ariscos y peligrosos hay que tener valor ¿y con el chancho barraco que mató qué hicieron?
-. Haciéndole grencha porque solo andábamos cuatro, también lo llevamos pero llegamos malmatados de cansancio, sueño y una hambre perra porque no andábamos comida y era de noche y sin focos se nos puso peor la babosada.
Mire Chungo, yo nunca he visto un chancho de monte, voy ir onde uste para conocerlos y de paso a probar la carne de esos animales. Chungo con las chanchas no se podrá sacar raza, echándole uno de casa ya mancito?
-. Eso estamos pensando, Toñito, y ya tenemos vigiado el barranco pero primero que se amansen porque esos animales también se lo pueden hartar,  pero mire Toñito mejor platicamos otro día pero si va ir por allá, váyase con ícardo que va para allá pasado mañana.
El mentiroso le dice esto de forma precipitada porque está por romper a reír delante del cándido Toñito.
Chungo por su lado se va riendo de sus mentiras,  mientras y por rumbo diferentes Toñito y Mario cada uno piensa en conocer los cerdos de monte y comer chicharrones y el otro piensa en un par de guaras de colores poco comunes.
Chungo se imagina que Toño y Mario no han tomado en serio el cuento y muy tranquilo continúa realizando sus compras.

Escrito por Beto Bautista, Musula 2013
Publicado por El Marcalino

Edición 329, 18 de diciembre del 2013

No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog