19 de noviembre de 2013

La Iglesia Evangélica y la Política

 Padre Lucio Núñez
Hacen algunos días salió a la palestra pública un pastor Protestante llamado Roy Santo, quien dice que tuvo una visión, donde miraba un color rojo y negro y que Dios le decía "cuidado" las llaves del poder serán entregadas a uno de los candidatos de los partidos conservadores" A Villeda Bermudez o Juan Orlando", para que gobiernen este país. Los comentarios a esta visión, pues salen sobrando, creo que ni siguiera merece opinar, pues lo veo como una vulgaridad, o como dice un delegado de Santa Rosita "ese señor creo que cenó con canechos y durmió panza arriba”.
Otro pastor de la Denominación Vida Abundante que también fue participe del golpe de estado del 28 de Junio del 2009, Llamado Evelio Reyes, convocó a las candidatos presidenciales, en su templo, no se si para escuchar sus posturas o para orar, este pastor comenzó su discurso diciendo "que la corrupción es mala porque nos roba a todos" por esa razón tenemos carreteras en mal estado, hospitales sin medicamentos, y escuelas sin pupitres, maestros y doctores en la calle por falta de pago, etc.
Este pastor les propuso a los presidenciales, un decálogo para el político, donde las primeras frases del primer punto dice
1- Bien aventurado el político que hace lo que dice. Es que ya estamos acostumbrados a tener políticos mentirosos por eso muchos de ellos dicen que no son políticos, seguramente les da pena que la gente les tome como mentirosos, si vivieran en el mundo de pinocho fueran muy narizones.  
2-Bien aventurado el político que dice la verdad, que sea creíble su discurso que no engañen al pueblo humilde, que no traten de comprar votos por una bagatela, ya que en estos momentos los candidatos a Presidente,  diputados o alcaldes se han vuelto bien generosos con el pueblo, están bacheando las carreteras o arreglándolas, cuando ya sabemos que tuvieron cuatro años y solo se dedicaron a contemplarse a sí mismo y conseguir riquezas solo para ellos.
3-Bien aventurados los políticos sometidos a la ley, ya que en una democracia lo primero es el Estado de Derecho, pero cuando se habla de derecho, es la aplicación de la justicia para todos, ricos y pobres, humildes e intelectuales, indígenas y profesionales, campesinos y gente de la ciudad pero en nuestra sociedad hondureña, a los pobres no les hacen caso ya pueden estar en las calles o realizar huelgas de hambre y realizar cualquier manifestación de protesta y no le hacen caso, pero cuando van afectar a los ricos banqueros, empresarios, los oligarcas los mismos políticos van a sus habitaciones para negociar, y esas grandes desigualdades son las que el pueblo hondureño ya no soporta, necesitados hacer un alto en la historia de nuestro pueblo.
El pueblo no está de acuerdo la tal policía milita, es un retroceso todos pensábamos que ya habíamos superado esa etapa, el pueblo no quiere regresar a la década de los ochenta nos trae malos recuerdo, el DIN, LA FUSEP EL ·3-16 las fuerzas territoriales etc. Amigos hay que ponerle cuidado a este tema.
Publicado por El Marcalino

Edición 324, 06 de noviembre del 2013.

No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog