9 de octubre de 2013

El voto en plancha no es dilema de los partidos, es de los electores (as)

Escribe Jorge Barralaga
De esto se habla en Honduras y en todo el mundo cada vez que se está a las puertas de una elección, y se hace de manera caprichosa según convenga al interés momentáneo de los partidos. Lo cierto es que no se debería cuestionar a ningún partido por pedir el voto en plancha, de la misma manera que no se debe limitar a los electores(as) a votar en forma cruzada cuando esa sea su determinación, por el contrario, es una práctica democrática que todos(as) debemos defender.
El tema cobra vigencia cuando LIBRE está llamando al voto en plancha y las encuestas de opinión reportan que una mayor proporción de electores(as) de otros partidos e independientes estarán apoyando parcialmente sus candidaturas en los 3 niveles electivos. Obviamente, esto preocupa al bipartidismo y en particular al partido Nacional que, sin importar los 10 puntos que Doña Xiomara le lleva a Juan Orlando, continúa siendo la única fuerza política con medios de coerción para impedir un triunfo de LIBRE.
Hay al menos 2 factores a tener presente para considerar que las elecciones del 2013 serán diferentes. Primero, hay 9 partidos participando, 4 con opciones de atraer hasta el 90% de los electores (as) y eso basta para pensar que habrá una alta dispersión de la votación en la conformación del Congreso Nacional y segundo, por primera vez el pueblo hondureño tendrá que decidir entre 2 propuestas políticas antagónicas, el proyecto neoliberal del bipartidismo frente al socialismo democrático de LIBRE.
Así las cosas, es obvio que para garantizar que una u otra propuesta se imponga, es necesario contar con al menos mayoría simple el Congreso -65 diputados- y eso explica que se pida el voto en plancha; liberales y nacionalistas deben y están pidiéndolo y por supuesto, también LIBRE lo está haciendo. Ganar la Presidencia de la república no basta para asegurar la convocatoria a la Asamblea Nacional constituyente, se necesitan suficientes diputados directos o a través de alianzas con otros partidos.
Lo interesante es que el pueblo hondureño entiende bien la propuesta, está tomando posición a favor del cambio  y sabe que se logrará solo si la mayoría de diputados (as) están comprometidos con la Constituyente; todas las encuestas revelan que al menos el 60% de la población quiere un nuevo pacto social. Curiosamente, es al interior de LIBRE donde hay 15 o 20 candidatos (as) que no lo entienden y están trabajando más para asegurar su propia elección como diputados (as) y menos para el proyecto político.
Frente a este cuadro, donde la militancia de LIBRE parece haber superado la capacidad de entendimiento y compromiso de ese reducido grupo de candidatos (as), solo queda cargar con ellos a través del voto en plancha y todavía más, no sería extraño que en el cruce de votos de electores (as) independientes, también terminen apoyando la propuesta de LIBRE sin importar las limitaciones de ciertos candidatos (as). Ojalá.

Publicado por El Marcalino

Edición 24 de septiembre del 2013.         

1 comentario:

Anónimo dijo...

Muy buen trabajo del artista Walther Benitez, orgullo Hondureno y meramente marcalino.
Marcala asi adelante!

Archivo del blog

Buscar este blog