11 de julio de 2013

Construir un modelo económico alternativo para el desarrollo de Honduras

 Por Jorge Barralaga

Entre los muchos temas que se debaten en una campaña, hay uno que define de cuerpo entero la propuesta política, ese tema es el  modelo de desarrollo económico que se impulsará. Ese modelo tiene un carácter concentrador o por el contrario, distribuidor de la riqueza y de los medios para generarla, es sostenible social, económica y ambientalmente o a la inversa, es depredador e insostenible y en definitiva, es patriótico o es antipatriótico.
El modelo neoliberal que se impulsa desde 1990, tiene en la teoría económica un indicador que explica por sí solo su naturaleza entreguista al capital transnacional, ese indicador se llama Inversión extranjera directa –IED-.Significa que toda posibilidad de desarrollo del país solo es posible si se legisla y crea instituciones que aseguren la entrega a los inversionistas de nuestros recursos humanos, naturales y culturales.
Pero, a 23 años de políticas neoliberales, el bipartidismo como impulsor, no tiene absolutamente nada que reivindicar como beneficios a la sociedad; por el contrario, la miseria y la delincuencia está por todos lados, llenando de inseguridad hasta la aldea más tranquila.
Se trata en fin de cuentas, de reconocer el fracaso del modelo neoliberal como alternativa y frente a ello, el Partido LIBRE solo puede justificar su existencia en la medida que proponga un modelo alternativo de desarrollo económico. Vuelvo al punto de la IED; ningún gobierno debe rechazar la inversión extranjera pero es inaceptable convertirla en la única alternativa como si estuviésemos en punto cero en recursos, tecnología y cultura.
Es elemental recordar que el objeto de la economía no es el crecimiento en sí mismo, es el bienestar de la población y esto solo se logra mediante el aprovechamiento de nuestros propios recursos, estimulando sectores económicos que como el agro y la pequeña industria, aseguren no solo mayor producción, también mayor distribución y consumo de bienes y servicios en toda la sociedad.
Pues bien, en la Asamblea extraordinaria de LIBRE este 16 de junio, Xiomara Castro propuso las líneas generales de ese modelo alternativo a desarrollar a partir del 2014. Entre otras líneas destacan lo siguiente: Impulsar una economía fuerte… donde no se permitan monopolios y oligopolios, incentivar inversión extranjera que genere transferencia de tecnología y democratizar el acceso a préstamos, proyectos y mercados.
Se busca democratizar la economía mediante el impulso al sistema de economía social; de manera específica se propone crear 10,000 cajas rurales y bancos comunales, crédito preferencial a MIPYMES y al sector informal, impulsar una verdadera ley de reforma agraria y reiniciar el bono tecnológico para los campesinos. Esto consolidará el sector social de la economía como actor determinante en las decisiones nacionales de todo tipo.
De forma complementaria, se propone rescatar el papel del Estado en sectores estratégicos de la economía, fortaleciendo empresas como la ENEE y HONDUTEL, entre otras. Además, derogar la creación de  COALIANZA como entidad encargada de entregar de forma vergonzosa nuestro patrimonio al capital extranjero y por supuesto, la ley de ciudades modelo y las explotaciones mineras a cielo abierto. Así sea.

Publicado por El Marcalino
Edición 304, 18 de junio del 2013.




No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog