20 de junio de 2013

Elena Lagos: ejemplo de una vida con salud y paz

Elena Lagos. El Capulin del Trapiche
No es necesario tomar un buen vino, y comer caviar u otros platillos sustanciosos, para tener Larga vida. Elena Lagos es la más longeva de la zona, si no es que de todo el sur.  Son 101 años de vida, eso es mucho, y en las condiciones que ella vivió, pareciera que nació sólo para el sufrimiento. La muerte de sus hijos, la de su esposo, la de sus queridos nietos, la pobreza extrema donde ella le toca vivir, pero tiene una virtud que es fuerte y una fe inquebrantable. Ustedes la pueden ver allí con su escapulario de la virgen del Carmen, su rosario. Pero es necesario hacer una mención en este comentario a Micaela Montoya su hija, que la cuida y la asiste. Ella (micaila) esta cumpliendo con el cuarto mandamiento "Honrar a padre y madre" o bien como dicen las lecturas del antiguo testamento, Eclesistes "el que cuida de sus padres tiene larga vida y se le perdonaran sus pecados". Quiero contarles una anécdota de doña Elena Lagos, resulta que ella siempre celebra el día de San Miguel Arcángel el 29 de Septiembre, mi mamá era rezadora y un día cuando yo estaba niño acompañe a mi mamá al rezo ( Velorio) de San Miguel, en la zona estábamos acostumbrados que cuando vamos a un rezo nos daban  café con rosquilla, es lo mas común o comida, frijolitos fritos con arroz y tortillas, pues mi decepción, empezó en la quebrada. Allí estaba Elena pescando chacalines, en mis adentros yo decía   “ella debe de estar haciendo la comida que nos va dar, resulta que después del rosario nos invitó una sopita de los chacalines que había pescado, en aquel momento yo no entendía, la gran generosidad y el grado de pobreza que ella estaba, pero vean que parecido al episodio de la viuda del evangelio que dio las pobres monedeas que tenia para vivir, así hizo Elena nos dio lo único que tenia "los poquitos chacalines" cuento esto para que vean lo rico que es nuestra cultura,y la vida saludable que ha llevado doña Elena Lagos, comiendo cosas muy naturales, cuidando y protegiendo la vida.                                                Escribe  P. Lucío Núñez.

El Marcalino año 7, Edición  303

 11  de junio del 2013             

No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog