20 de febrero de 2013

La Marcala que yo recuerdo 8


Por: Oscar Mauricio Ramos Henríquez.
… puso sus manos listas para dar un golpe karateca y con un JUAAAAAHHH  se vino contra el pollo (así le decíamos a Salvador)  el que medio lo esquivó y le dejó ir un “cachimbazo” que los cachetes se le movieron como gelatina,o sea que le sonó la “buchaca” (la boca) así terminó el famoso karateca  que no volvió a mencionar el tema y que por suerte para él solo estuvo unos cuantos meses aquí porque cuando estábamos en clase más de alguno decía “JUAAAAHHH.
Ya se había divorciado mi papá de mi mamá cuando vino por cuestiones de trabajo (trabajaba para FEHCOCAL : federación hondureña de cooperativas cafetaleras limitada ) y se decía de la existencia de un duende en una casa que está a la par de una iglesia y cerca de la casa de don Gaspar Oliva.- Allí habían instalado una cantina, mi papá llegó de muy valiente diciendo : “si aquí hay un duende que me quiebre este vaso donde tengo este trago”; mis compañeros que eran “más largos que diez libras de chorizo” estaban presentes donde habían relajos o cosas novedosas y como un hecho inusual pues allí estaban ellos llevando en sus bolsillos piedras para tirarlas para que la gente creyera que las tiraba el duende .- Quien tuvo tanto pulso, no sé, pero la verdad es que le quebraron el vaso a mi papá .- Se que la historia fue verdad porque mi papá que se hospedaba en la pensión Margoth llegó más que temblando a mi casa pidiéndole a mi abuela le permitiera dormir allí porque lo habían asustado; esa madrugada se fue para San Pedro y no volvió en muchos meses,  lo aflataron de tal manera que desde ese entonces creyó  en el cadejo negro, en la sucia, el  hombre sin cabeza, el sisimite y en cuanto a mí, mis compañeros me “guaziaron” (burlaron) no sé cuantos meses, pero que fueron bastantes , lo fueron.
La profe Maritza fue mi vecina y amiga durante mi niñez y como mayor del grupo era la líder, ella sabía de coreografías que no era fácil como ahora pues no había internet ni cable; si se miraban , era de vez en cuando en la tele , pero ella  sabía de todo tal como de dioses del Olimpo y nos daba los nombres ( Zeus , mercurio ,afrodita etc.) , después de los reinados ella hacía su propio reinado usando como estrado una mesa del correo de la oficina de la abuelita que era la encargada del correo de Marcala, ella bailaba ballet… a lo Marcala pero lo bailaba, lo único malo era que ella siempre era la estrella…

Publicado por El Marcalino
Edición 286, 12 de febrero del 2013.               

No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog