20 de febrero de 2013

El socialismo democrático, la propuesta del partido LIBRE


 LIBRE nace legalmente el 13 de marzo del 2012, en esa fecha fueron aprobados sus estatutos que, entre otras cosas, recogen la propuesta del socialismo democrático, contenida en la declaración de principios y en el programa de acción política. Con el principio de Igualdad económica y social, LIBRE “aspira a construir una sociedad sin relaciones de explotación entre los seres humanos, así como una conciencia humanista de cooperación y solidaridad contrarias al individualismo promovido por el modelo neoliberal”.
En complemento de lo anterior, en el objetivo 6 del programa de acción política, se propone “Liderar al pueblo hondureño en su gesta de liberación, como vanguardia revolucionaria, democrática y pro socialista e intérprete de las aspiraciones de las mayorías empobrecidas y explotadas por el modelo económico neoliberal, que multiplica la desigualdad, saquea nuestras riquezas y nos impone políticas fracasadas como las del Consenso de Washington”. Se refiere a 10 temas de ajuste en la economía de los países de América Latina, que la derecha neoliberal de Washington impone desde 1990.
Lo descrito en estos 2 párrafos es lo que define a LIBRE como un partido diferente, significa que no busca el poder para ayudar a administrar el sistema capitalista neoliberal existente, por el contrario, el objetivo es desmontar el aparato legal e institucional construido desde el gobierno de Callejas y proceder a desarrollar un modelo económico pro socialista. Y aquí es donde la oligarquía tiembla, la sola idea de que esto pase en Honduras les revuelve todo y desde ahora se debe estar claro que harán cualquier cosa para impedirlo; incluyendo abortar las elecciones de noviembre.
Pero ahora no estamos analizando el escenario político de los próximos meses, solo ayudar a explicar la propuesta del socialismo democrático. Un primer punto a tener presente es que, aunque otros países como Venezuela, Cuba, Ecuador, Bolivia y Nicaragua, tienen procesos avanzados de construcción socialista, ninguno camina al ritmo de otro y cada uno va desarrollando su propia experiencia; eso es lo que ocurrirá en Honduras, será el pueblo hondureño quien marque la profundidad y velocidad que los cambios deban tener.
 Lo que será inevitable con LIBRE en el poder es que el Estado recupere su rol de conductor de la política económica y social, asumir plena y directa responsabilidad en superar el déficit en la educación, la salud y la vivienda del pueblo hondureño, rescatar las empresas públicas que ahora tiene en venta el gobierno Lobo-Hernández, implementar un plan nacional de reforma agraria, devolver a los municipios el control sobre sus recursos naturales, incrementar las transferencias a los gobiernos locales, eliminar privilegios fiscales a empresas parasitarias y fortalecer el sector social de la economía en el agro y la industria, entre otras medidas.
Todo lo anterior tiene un solo propósito, hacer de la acción del Estado un claro destino hacia el desarrollo material y espiritual de todos los hondureños (as) y no solo de la oligarquía gobernante. El desafío ahora es alcanzar el poder e inmediatamente convocar a la Asamblea Nacional Constituyente, de lo cual hablaremos en una próxima ocasión.
                    Jorge Barralaga

Publicado por El Marcalino
Edición 285, 05 de febrero del 2013.

No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog