16 de noviembre de 2012

Por la necesidad de vivienda se toman terreno


 Marcala, La Paz. Más de 47 personas necesitadas de viviendas se toman un terreno que pertenece al Décimo Batallón de Infantería
El terreno está ubicado en el Barrio Campo Colón y según explicaron el objetivo de esta acción es para  obtener un terreno y  construir viviendas.
“La idea es hacer una casita y lo que nosotras miramos es que este terreno está desocupado, los militares no lo necesitan. Yo viví unos 20 años cerca de aquí y el Batallón nunca hizo nada en este terreno” comentó una de las mujeres que participa en la toma y que prefirió no ser identificada.
Por otra parte señalaron que “como hondureñas que somos, hijas marcalinas, tenemos derecho a esta tierra que ha estado abandonada por muchos años. Yo conozco esta tierra desde 1971 y yo la he visto lo mismo todo el tiempo: zacatal, monte… yo nunca he visto que los militares trabajen en este lugar  y  tanta gente con necesidad de un terreno. Yo tengo 6 hijas, todas andan alquilando con cuatro o cinco hijos, eso es injusto que las Fuerzas Armadas se apoderen de tierras, ¿ellos para qué las necesitan? Y ahora hasta de la tierra se van adueñar, no es justo.” Reflexionó una mujer de 40 años de edad.
“Me parece que es ilógico  que le nieguen un pedacito de tierra a un hondureño  para hacer su vivienda y criar a sus hijos y no andar alquilando, y que el americano (gringo) tenga derecho a agarrarse grandes extensiones en Honduras. Solo vea en el valle de Comayagua, Palmerola, de quién es esa tierra… de los americanos y los hondureños estamos llorando por una miseria de tierra,   eso es injusto” detalló otra de las mujeres.
“Necesitamos una vivienda para estos niños para que no anden rodando. En muchos casos, los niños dejan de comer porque sus padres tienen que pagar el alquiler”.
“El grupo que está reclamando esta tierra en su mayoría somos madres solteras, y lo que nos mueve es tener un terreno para construir una vivienda”. “Tal vez aunque sea con esto nos ayuden los diputados para que nos consigan un tuco de tierra para unas cincuenta familias porque este terreno no está ocupado y es un terreno que le pertenece al pueblo de Marcala”.
“Somos indígenas lencas y exigimos el derecho que nos da el convenio 169 de OIT. Las autoridades de Marcala no se han dado cuenta de las grandes necesidades que hay en Marcala y es el momento para que nos apoyen”.
La toma se inició el lunes 5 de noviembre y después de una reunión con las autoridades del Décimo Batallón el grupo “Un nuevo amanecer” decidió abandonar la toma, el lunes 12 de noviembre del 2012, para hacer una formal solicitud a las Fuerzas Armadas.
“Nos reunimos con el Coronel Caballero y llegamos a acuerdos, tal vez no definitivos pero sí conciliatorios porque expusimos la necesidad que tiene la gente de obtener un predio para construir una vivienda y él se comprometió a seguir un proceso de legalización de la tenencia de la tierra. Nosotros haremos una solicitud a las autoridades de la Fuerzas Armadas” comentó Lázaro Rodríguez dirigente comunal.
Unas 47 personas
El predio que este grupo pretende tiene un aproximado de 6 mil 550 varas cuadradas.                   

Publicado por El Marcalino
Edición 275, 13 de noviembre del 2012

No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog