30 de septiembre de 2012

Honduras está frente a una crisis sin retorno…en todos los campos


Por Jorge Barralaga
Hace poco más de un año el régimen de Pepe y Juan Orlando celebraba con mucha pompa el “Honduras está abierta a los negocios”, un evento que reunió inversionistas de todos lados, con la expectativa de flujos de inversión externa sin precedente. Para ello también aprobó leyes que facilitaran esos negocios, como la empleo por horas y otras más; pero donde saltó la tranca del proyecto neoliberal fue cuando aprobó la ley de ciudades modelo y siempre explotando el mismo argumento, acabar con el desempleo en el país.
A esta fecha, con solo 15 meses por gobernar, no solo ha fracasado en su expectativa de empleo privado, también tiene que despedir a miles de paracaidistas a quienes el Estado ya no puede pagar el salario. Esto es grave para los cachos, le crea presión interna al candidato de “cachitos unidos” para la interna de noviembre y el otro año la situación será peor, cuando el candidato ganador tenga que justificar ante los electores(as), el fracaso de su promesa de empleo masivo.
Insisto en este punto, en el discurso nacionalista solo hay 2 temas que ofertan hasta el cansancio, el empleo y el bono 10,000, es todo. Es así de simple, se les acabó el discurso. Ni hablar de la cacareada seguridad, ante la falta de resultados hasta la imaginación desapareció, lo que están aprobando es la formación de un grupo de “rambos” a los que llaman TIGRES y con estos se resolverá lo que no pueden hacer 14,000 policías y 12,000 soldados.
Es un callejón sin salida y no solo porque no tienen respuesta posible a las necesidades del pueblo hondureño, ya en el pasado hemos estado en situación parecida. La diferencia esta vez es que si hay alternativa en el plano electoral, como nunca la tuvimos antes, ahora tenemos la opción clara de desplazar del poder del Estado a quienes han gobernado por más de un siglo, generando desigualdad económica y miseria social para la mayoría.
Las crisis sociales y políticas solo tienen 2 desenlaces posibles, su agudización a extremos mayores, lo que implica prolongar el sufrimiento de los más pobres, o por el contrario, dar paso a una situación nueva que no es otra cosa que construir sobre bases nuevas un modelo de organización social y económica que responda a los intereses de las grandes mayorías, de los pobres.
Traduciendo esto, estamos frente a 2 visiones de cómo hacer las cosas, por un lado está el proyecto neoliberal, orientado a la reproducción del capital a cambio casi exclusivamente de los empleos que se generarán. Y por otro lado, sin perder de vista la necesidad de una economía moderna y bien articulada a la economía internacional, asegurar que la riqueza creada no se concentre en pocas manos, que se privilegie el aprovechamiento de los recursos naturales en beneficios de las comunidades que los poseen y se coloque a la persona humana en el centro de toda la acción del Estado.
Esa es la propuesta del partido LIBRE y del Frente Nacional de Resistencia Popular.

Publicado por El Marcalino
Edición 269, 25  de septiembre del  2012                      

No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog