5 de julio de 2012

El desempeño del Ministro de Educación


Por Victor Manuel Claros

Uno de los problemas más graves a través de los años en Honduras ha sido la manera cómo se ha manejado el flagelo de la educación en todos sus aspectos. Porque, han sido los diputados, los que han manejado a su antojo los puestos en todas las categorías. Ellos han sido los que quitan y ponen maestros donde ellos quieren, a esos puestos han llegado los que más han gritado por determinado político y por compromiso tienen que estar en esos puestos, aunque no sepan ni cómo van a desarrollar su trabajo. 
Es lamentable que la educación en nuestro país estar infiltrada por la política y cuando esta llega, todo se degenera en cualquier institución que sea. Por primera vez en la historia vemos a un ministro que realmente quiere que las cosas se hagan bien, que bueno sería que todos los ministerios estén manejados por este tipo de persona, no importando su afiliación política, y que las cosas se pongan donde corresponda en este país. 
No vamos a desconocer que hay muchos que no están de acuerdo con lo que el ministro Escoto está haciendo porque salen perjudicados de una u otra forma, estos han sido los que siempre han hecho lo que han querido en estos puestos, y ahora que las cosas no les salen como ellos quieren, es lógico, que nunca estarán de acuerdo. Da lástima que hayan políticos que han metido las manos en la educación y gracias a esto, han llegado al poder, llevándose de encuentro a nuestros niños.
Con el trabajo que está realizando el Sr: Escoto se han puesto al descubierto tantas cosas negativas que nadie las podía ver antes, que raro que ningún ministro de los anteriores se diera cuenta de la suciedad administrativa en la cual está la educación en Honduras. La gran mayoría de los maestros se sabe que están de acuerdo con el ministro porque cumplen con su labor como debe de ser.
Ojala las cosas cambien en la educación en Honduras y que esto que se está realizando en la actualidad no solo sea en lo que resta de este gobierno.

Publicado por el Marcalino
Edición 256, 26 de junio del 2012

No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog