14 de junio de 2012

Desde nuestro punto de vista: “El modelo económico de nuestro país”


Sin ser economistas la confesión no es una excusa, ni mucho menos; si no que la declaración paladina que para hablar de economía solo hace falta un poco de sentido común, haber vivido la vida y tener algún tipo de compromiso con este país.
Ello explica que muchos economistas hondureños no pueden hablar de economía y más propiamente de los problemas económicos de este país y que, por el contrario hombres comunes y corrientes, dirigentes campesinos y obreros para no acumular muchos ejemplos diariamente dicen los problemas de Honduras y dan soluciones muchas de ellas ingenuas pero sinceras, para sacar adelante este país, de la miseria que se encuentra con un modelo económico completamente desfasado no funciona: no da suficiente empleo ni le permite al país los recursos suficientes para crear la infraestructura mínima para desarrollar a Honduras y es el responsable que a nadie le quede duda de las condiciones infrahumanas en las que vive o mejor sobreviven más de las dos terceras partes de los hondureños.
Pero los políticos en su afán de ejercer el poder en nombre del pueblo que en una forma inconsciente las eligió y ahora que nuevamente los políticos vuelven a sus andadas a pedir el voto, pero de algo nuestro pueblo debe de estar consienten que las mismas personas nos darán el mismo resultado. Pues cuando el modelo neoliberal prácticamente ha fracasado, solo nos queda aplicar el pensamiento de que solo el pueblo salva al pueblo y sobre todo luchar por el desarrollo de nuestra comunidades, haciéndolo a través de las organizaciones que si, en verdad luchan por llevar bienestar, y desarrollo  a cada una de las comunidades.

 J. René Gámez

Publicado por El Marcalino
Edición 253, 05 de junio del 2012

No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog