7 de febrero de 2012

Retazos de la Historia: Fundación de la Colonia Melgar Castro


 La Colonia Melgar Castro  de esta ciudad lleva ese nombre porque en el año 1975, el coronel Juan Alberto Melgar Castro, en su condición de jefe del Estado de Honduras, donó cinco mil lempiras a la municipalidad de Marcala, para la compra del terreno en el que se construyó dicha colonia.
Así consta en el acta No. 10 de la sesión ordinaria celebrada por la honorable corporación de Marcala, el 15 de octubre de 1975. Dicha sesión fue presidida por el alcalde, Luis Sorto Urquia y su cuerpo de regidores  ciudadanos: Celestino Bautista, Rigoberto Gámez Urquia, Elías Cesar Montoya, Alonso Benítez, Luis Felipe García y Mauro Antonio Santos. El síndico municipal Aulberto Bautista Urquia, el secretario Manuel Cardona y los concejeros Rolando Melghem Bonilla, Arsaces García y Mabel Anarda Tome.
En el punto VI del acta en referencia el señor Síndico Municipal, don Aulberto Bautista Urquia dio cuenta a la corporación municipal, que por la suma de cinco mil lempiras exactos que donó a la comuna el coronel Juan Alberto Melgar Castro, ha celebrado contrato de compra-venta de un lote de terreno de siete manzanas y media de extensión, denominado Buenos Aires, con el doctor Adán Bonilla Contreras, de lo cual son testigo los señores Pedro Castro Ramos, oficinista y J. Mario del Cid, profesor de enseñanza primaria.
El bien inmueble objeto de compra “servirá para expandir el desarrollo demográfico de   esta ciudad y se destinará al común aprovechamiento de sus habitantes que carecen de viviendas”. El ingeniero Marco Tulio Bonilla hizo el plano de parcelación del terreno y lo donó a la municipalidad “como un aporte a la resolución del problema habitacional de Marcala”.
El predio estaba cercado con alambre espigado y cimiento de piedra, limitado así: al Norte con potrero del mismo doctor Adán Bonilla Contreras, cerca de por medio, al Sur, con propiedad de los herederos de Luciano García, de Celso Matute y propiedad de Toribio Manueles, ahora solar y casa de Celestino Montes, campo libre, casa de Salomón Rodríguez, calle de por medio que conduce al Ocotal Oscuro, pasando por La Tejera, al Este  con carretera que de esta ciudad conduce a La Esperanza y al Oeste, campo libre  ahora solares y casas  de los señores Catalina Matute y herederos de Julián Montes y de J. Alonso Castillo.
Este inmueble lo hubo el doctor Adán Bonilla Contreras mediante compra que le hiciera a don Maximiliano G. Bourdeth, el 15 de julio de 1929.
Es oportuno señalar que el citado terreno estaba hipotecado en la Cooperativa Marcalina de Cafetaleros Limitada (COMARCA), por la suma de Lps. 308,000.00, de donde fue liberada, sin mayores problemas, por gestiones de la Corporación Municipal de esta ciudad, presidida por el ciudadano Luis Sorto Urquia.
 Reseña histórica
Redacción
Lic. Enrique Guzmán

Publicado por El Marcalino
Edición 235, 31 de enero del 2012

No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog