2 de diciembre de 2011

Opinión ciudadana: La policía y la actuación del gobierno


Por Víctor Manuel Claros

En las últimas semanas la policía ha estado acaparando la mayor atención de todos los medios en nuestro país. No es para menos, con los hechos ocurridos y que con la participación comprobada, de algunos de sus agentes en el crimen que ya de todos es conocido, es alarmante saber que hoy ya no se sabe si todos los crímenes ocurridos, en iguales circunstancias es obra del crimen común, como se ha manejado o serán cometidos por los malos policías que están infiltrados en la misma, sin que hasta la fecha nadie haga nada por sacarlos y ponerlos a la orden de los tribunales.
Pero,  qué decir, con el desempeño de las autoridades del gobierno, ¿estarán tomando las mejores decisiones en torno al problema de la seguridad? ¿Dónde está el puño firme y el tal "Trabajo y Seguridad" que nos prometieron? Pareciera que la promesa de darnos seguridad fue solo para ganar votos y así llegar al poder de la nación.
No es posible que en la policía han ocurrido hechos insólitos por ejemplo: La pérdida de armas que son exclusivas para uso policial, y ahora están no se sabe dónde. También el robo de la avioneta que ocurrió en recientes fechas, esto en instalaciones militares sin que hasta la fecha las autoridades superiores no tengan ningún informe respecto a estos hechos. ¿Cómo es posible que el anterior ministro no se diera cuenta del robo de estas armas? Mientras no se castigue a los culpables todo seguirá igual en Honduras.
No es posible que salgan armas de los centros militares si todos sabemos que en los batallones, y centros policiales, no sale nada si no lleva autorización de un superior, al menos que sea de compadre hablado como se dice popularmente. Pareciera que al gobierno se le fue de las manos lo que a seguridad se refiere.
La policía tiene un gran trabajo por delante para recuperar la poca confianza que alguna parte de la población tiene en ellos, porque no se sabe con certeza desde cuando están operando bandas de delincuentes conformadas por los mismos policías. Mientras no exista la depuración desde los rangos inferiores hasta los grandes que son los que manejan las operaciones en esta institución será difícil confiar en el trabajo que hacen para combatir la delincuencia en nuestro país.
Ojala que no quede solo en discursos y en cadenas de televisión, donde se nos dice que están haciendo su mejor esfuerzo para combatir este flagelo. Cabe mencionar, que hay  policías honrados dignos de portar el uniforme, que hacen su trabajo de manera eficiente y sobre todo con mucha ética y no es posible que se vayan todos en la colada pero, esa es la percepción de la gente y ojala que sea el gobierno el encargado de levantar el perfil de la policía actuando como debería de ser con los malos policías que han puesto en mal tanto al gobierno como a la misma institución a la cual pertenecen.

Publicado por  El Marcalino
Edición 227, 29 de noviembre del 2011

No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog