22 de agosto de 2011

Opinión ciudadana: “Limosnear”,” ayudar” no necesariamente es solidaridad.

Todos (as) hemos tenido la oportunidad en nuestra vida de encontrarnos otro ser humano pasando una dificultad, problema, enfermedad  o situación difícil.

Nos metemos la mano a la bolsa sacamos un billete lo ponemos en su mano. Nos vamos tranquilos, no volvemos a pensar jamás en aquello, no perdemos el sueño por ello; de esta manera lavamos la conciencia. Decimos que somos “solidarios”.
 A situaciones como esta quienes le sacan el máximo provecho son los políticos de oficio cualquier oportunidad es buena máxime si hay cámaras y videos así elevaran su perfil y lavaran en público su conciencia.
 Así hemos vivido confundiendo términos “limosnear”, “ayudar” no necesariamente es SOLIDARIDAD.
 La solidaridad va más allá; significa sufrir con el otro, encarnar su problema buscando las causas y raíces; es comprometerse, tomar determinaciones y buscar el bien común, no solo el propio.
 Justicia es un requisito previo a la solidaridad. Quien no es justo jamás será solidario. El justo siempre busca la igualdad. El problema ajeno o la dificultad lo compromete a cambiar su forma de pensar, de actuar hasta de vivir en esta sociedad despótica carente de valores y se sitúa al lado de los mas débiles de los carentes, de los excluidos,  por ser pobres de los que nada tienen y nada valen por lo tanto excluidos de todo.
 La solidaridad nos transforma no nos disculpabiliza.

SEAMOS SOLIDARIOS POR UN MUNDO MEJOR.

 Publicado por El Marcalino
Edición 212, 16 de agosto del 2011

No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog