11 de julio de 2011

Opinión ciudadana: Preparándonos para la batalla


Por C. C. Martínez Guzmán


El magisterio hondureño enfrenta una serie de problemas, es imposible analizarlos uno separado del otro; quizás los más claros y evidentes sean: el ataque que sufre El Estatuto del Docente y el descalabro financiero del INPREMA. En la defensa eficaz de estos problemas el magisterio debe enfrentar otros, por ejemplo la desunión (seis organizaciones gremiales), la politización e ideologización de las dirigencias, la pérdida del apoyo popular, el desgaste gremial al participar en luchas que no son de su competencia, etc.
 Quiero en esta ocasión exponer algunos criterios acerca del INPREMA (Instituto de Previsión del Magisterio) con el fin de orientar a los lectores y de manera especial a mis colegas. El instituto fue creado para que cada maestro al jubilarse o por alguna causa que le obligara a retirarse gozara de su jubilación o de su pensión. Para su sostenimiento cada uno de los docentes aporta el 7% de su ingreso como tal y en contraparte el gobierno un 11% calculado sobre el mismo sueldo. Aquí inician los problemas del INPREMA, el gobierno jamás ha pagado su aportación, de tal manera que si pagara los problemas financieros del instituto quedarían resueltos. En los últimos seis meses del ex presidente Zelaya se pagaron las aportaciones propias de ellos, tengo entendido que el actual gobierno también lo está haciendo.
A pesar del incumplimiento de los gobiernos el INPREMA fue una institución muy estable, se dio el momento en que la banca privada puso sus ojos en las arcas del instituto, lo mismo que los organismos internacionales de crédito, los maestros hemos sido beneficiados con préstamos a intereses más bajos que los de la banca privada.
Malos manejos, inadecuadas políticas, erróneas inversiones, sueldos y personal del INPREMA gozando de privilegios que los mismos dueños jamás podríamos disfrutar, etc. llevaron al instituto a la quiebra financiera, de tal manera que en este momento miles de maestros tienen paralizado su proceso de jubilación porque no hay dinero para pagárselas.
Al principio la dirigencia magisterial pedía que el presidente Lobo interviniera directamente en el instituto y lo hizo por medio de una comisión interventora a la cual se opusieron los dirigentes obviamente por razones de autoprotección, le explico por qué: la  máxima autoridad del INPREMA es su Directorio Ejecutivo integrado por la parte gremial (siete organizaciones magisteriales tienen un representante ahí) y el sector gubernamental, el magisterio es mayoría. Bajo el directorio está el Secretario Ejecutivo.  Cada decisión, por pequeña que sea, es tomada en el seno de este directorio, nada se mueve en INPREMA si el directorio no lo permite.

El primer informe de la Junta Interventora señala actos ilícitos cometidos por esta o aquella administración, los dirigentes magisteriales gritan diciendo que los políticos son los culpables y que a ellos hay que demandar, soslayando, con un cinismo desvergonzado,  su responsabilidad en las decisiones que fructificaron en el descalabro.
No ha salido a la luz la propuesta principal de la junta Interventora que tiene que ver con el techo y con la forma de calcular el monto de la jubilación, ésta es: 63 años de servicio para la jubilación voluntaria (hoy son 50 años) y el monto de la jubilación el promedio de los últimos 120 sueldos (hoy son 36), esta propuesta es inaceptable, es inadmisible para el magisterio por muchas razones y hay que luchar.
No debemos llorar sobre la leche derramada, pero jamás debemos olvidar los errores que la dirigencia magisterial ha cometido en perjuicio de las bases y hacer los respectivos ajustes de acuerdo a los medios que las organizaciones nos permitan. ¿Habrá maestros enceguecidos por la ignorancia o el fanatismo? No lo creo, quisiera que al momento de ir a la batalla tener al frente un líder en quién tenga confianza, en su entereza y fidelidad para los principios del gremio, si los hay, pero en este momento ellos no están a frente, y no podemos iniciar una lucha con alguna esperanza de éxito con nuestros actuales directivos corruptos. Maestros de mi Patria ¡Debemos abrir los ojos de nuestro entendimiento!


Publicado por El Marcalino
Edición 206, 05 de julio del 2011

No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog