28 de julio de 2011

Opinión ciudadana: La televisión

 Yaneth Urquia

Hace unos años conocí a una joven; su madre había emigrado a E.E.U.U. Su padre trabajaba fuera de la ciudad, había quedado Cipota, prácticamente sola. Trabajaba y los fines de semana estudiaba en la universidad a distancia, con tan solo 19 años de edad. Siempre que hablaba con ella note su madurez, sus conocimientos, sus valores. Un día tuve la oportunidad de entrar en su habitación; todo bien ordenado, hacia sus propios alimentos, una mesa con sus tareas, un estante lleno de libros, le pedí prestado uno; vi a su alrededor y sorpresa!!!  NO HABIA TELE.
Sorprendida pregunte:¿la tele? No me hace falta, fue su respuesta. La felicite.
“El opio de los pueblos es la religión, y la cocaína la televisión” dijo Karl Marx en su comparación sobre las drogas.
Un buen predicador un día comparo la tele con DIOS. Es el Dios cuadrado de muchos hogares, dijo, con justa razón; las familias poco se comunican y ese hogar se convierte  en comunidad de egoísmo situación que se refleja en la comunidad en que vivimos.
A muchas mujeres la tele les ha enseñado que los problemas se resuelven siendo bellas, nos vuelve consumistas irracionales, que todo se consigue con sexo y seducción.
Alguien que dio una opinión sobre la tele dijo: “Es un medio inventado para trasmitir M……a larga distancia” esto lo saben los políticos demagogos y es su medio por excelencia saben que al otro lado de la pantalla hay individuos sentados abogados, todo sin mover el pensamiento, es uno de los medios que causa atontamiento, agresividad, miopía y adicción. Las bondades de la tele se las dejo para que usted  las piense y así ya están ejercitando su mente.

  
 Publicado por El Marcalino
Edición 208, 19 de julio del 2011                  

No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog