22 de abril de 2014

LA NECESIDAD NO CONOCE LEYES.

Eso lo dijo San Agustín de Hipona un gran filosofo y padre de la Iglesia, este axioma, puede tener muchas interpretaciones, la primera es que cuando una persona está en extrema necesidad, hasta en cierto grado se justifica que tome de lo que encuentra para salvar su vida, supongamos que sea una persona muy pobre y con mucha familia, y no tiene medios para salvar la vida de uno de sus hijos gravemente. Según este pensamiento puede recurrir a los medios más cercanos, aunque después tenga que pagar las consecuencias. "porque si es pobre seguro que va para la cárcel".
Por otra parte eso es solo un pensamiento de una persona de buena voluntad, con principios muy arraigados en el evangelio de Jesús, tomando en cuenta que la vida humana es más importante que cualquier cosa, y que los medios materiales fueron hechos por Dios que es el único dueño de todos los bienes, y que nosotros somos puros administradores de lo que poseemos, y si hay personas desposeídas de lo necesario, para vivir es porque la justicia camina mal, recordemos aquellas palabras del pensador Francisco de Quevedo "La Justicia es una constante y perpetua voluntad de dar a cada uno lo que le toca" entonces si hay personas sin nada como en el caso de la sociedad hondureña, donde somos 8.5 millones de personas y 6 millones están en la línea de la pobreza, y varios millones de hondureños han caído en la miseria, quiere decir que no son ni siguiera pobres, que pasara?
La verdad es que tenemos un sistema de justicia torcido aunque los que lo dirigen han estudiado derecho ( Son Abogados) yo no entiendo como la justicia puede permitir que unos se roben el dinero que le corresponde a todos, y no se pueda llegar a esclarecer esos hechos, me refiero a lo que sucedió en el seguro social, la sociedad hondureña está indignada de tanta falacia, de tanto escándalo mediático, pero sin ningún resultado, ese dinero posiblemente fue usado en la política, y deben de haber personas con mucho poder para que no hagan nada, es así como se explica tanta pobreza, y miseria, y lo peor es que los pobres se han acostumbrado a vivir en esa situación que ni siguiera se extrañan ellos mismo, bien dice el papa francisco que ese es el mayor pecado, "cuando al leproso ya no le duelen la yagas" seguro que algunos no les va gustar este pequeño artículo, porque van a pensar que tiene cierto sesgo, porque en nuestra sociedad todo el que dice la verdad es izquierdista, más me duele cuando son los mismos pobres que dicen esto, simplemente estoy describiendo una verdad objetiva, que está a la vista de todos.
Decía Albert Einstein " si tu intención es describir la verdad, hazlo con sencillez y la elegancia déjasela al sastre".
Publicado por El Marcalino

Edición 340, 09 de abril del 2014.

No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog