20 de junio de 2013

La Marcala que yo recuerdo 25

 Por: Oscar Mauricio Ramos Henríquez
yo no recuerdo si fue a ella o a la profe Reynita de Sorto que le metieron el auto a la iglesia ,vaya bromita.- Hace algunos años acompañe a uno de los “jurgandillos” de ese tiempo   a sacar unas fotocopias en un negocio que ella tenía en la calle empedrada, nos recibió con el  cariño y amabilidad de siempre y le dije: “profe, ya no le mueven de puesto el carro estos cipotes?”; no dijo nada pero su mirada lo dijo todo, casi eran disparos directos a mi amigo, casi se podía leer: “ya me acordé bandido las angustias y enojos  que me hiciste pasar” y el otro que parecía semáforo cambiando de colores.- De verdad que hay que tener una paciencia de santo para soportar jovencitos de esa edad y lo peor que cuando salían unos entraban otros igual o más insoportables que los anteriores; en estos tiempos con la separación por jornada de alumnos de ciclo por la mañana y de diversificado en la tarde pareciera que se ha mejorado un poco las cosas o por lo menos les queda menos tiempo que antes para hacer travesuras.
Tres primos han sido memorables por sus bromas que son: uno que tiene su negocio enfrente del INHFA, otro que ya falleció y el tercero que se dedica a la venta de carros y que tiene un apodo “felino”; una de las tantas que hicieron fue cuando a uno de ellos le trajeron una grabadora de Panamá junto con una “cajita feliz” que traía  un micrófono inalámbrico que funcionaba con la frecuencia f.m. del radio y que ponían en la acera  del INHFA, ellos se ponían escondidos en la acera de enfrente y entre los tantos mensajes decían: “aquí radio san miguel informa que aunque se tocaron las campanas hoy no habrá misa porque el padre se encuentra con diarrea”; “oí vos!!! , no hay misa, el padre está enfermo”; claro ,como la gente  oía que lo decían por la radio, lo creían y allí mismo daban la vuelta y no iban a la misa.- O si no: “a la señora… Se le comunica que su casa está con la puerta abierta y que los vecinos no saben si fueron los ladrones o fue un olvido, pero se la están cuidando y urge que regrese para ver si no le robaron nada” y allá iba la señora a la carrera hasta la casa en el barrio la Victoria .- Pero la que “se llevó la cerca” como dicen en el beisbol fue la que le hicieron a un pastor que ese día venía bien “pulido” (bien vestido) y estrenando unas botas vaqueras muy relucientes.-Cuando llegó a la cancha  escuchó por la grabadora: “al pastor… se le comunica que la iglesia está agarrando fuego, a quien oiga este aviso que le diga que consiga baldes, pailas y mangueras para apagar el incendio y que le diga a los hermanos de la congregación que vayan y ayuden a sacar las bancas, las sillas y el pulpito, que llegue lo más rápido que pueda porque solo él anda llave; que consigan personas que ayuden a apagar el incendio”
Continuará….

El Marcalino año 7, Edición  303
 11  de junio del 2013            

        

No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog