16 de abril de 2013

Por la falta de comida se amotinan presos


El miércoles tres de abril aproximadamente a las 4:00 de la tarde vecinos de el centro penal de Marcala reportaron un amotinamiento en el interior del recinto y que se observaba humo que salía del interior, situación que alarmó a la población que circulaba por el lugar. Las demandas de los presos es que se les ha reducido la cantidad de comida y que lo poco que recibían no era digno. Que les trasladen la administración de la Pulpería que funciona en el interior además que se les permita recibir visitas los miércoles y que se les diera la libertad a dos personas de la tercera edad y la destitución de las autoridades penitenciarias.
“Aquí tenemos problemas con la alimentación, porque sólo se nos entrega al día 30 libras de maíz, dos libras de manteca, 15 libras de arroz y 10 de frijoles, y la población penitenciaria es de 132 personas”, denunció el coordinador de los presos Ernesto Calix.
Calix agregó que la dieta de los privados de libertad consiste en arroz, frijoles y dos tortillas, y en las ultimas semanas hay personas que se han quedado sin alimentación porque no ajusta, y estas cosas ya se les  denuncio a la Jueza de Ejecución y al Director del centro penal y él lo que ha hecho en algunas ocasiones es mandar a comprar tortillas al mercado.  El presupuesto es de 13 Lempiras por día para cada privado de libertad que al mes es un poco mas de 400 Lempiras.
“A nosotros como internos sólo nos han usado como escalera, aquí se hizo una maratón supuestamente para mejorar los baños y hasta la fecha eso no se ha hecho, y a quien le terminaron arreglando los baños fue a los policías,  la capilla esta habilitada por las gestiones del Padre Ángel ”, denunció Calix.
Por su parte el director del centro penal,  Óscar Morazán, manifestó que el problema se agrava porque el presupuesto no está a tiempo para los centros penales y a los proveedores se les debe 6 meses (desde noviembre 2012). Además relató que “no todos los privados de libertad son responsables de esta revuelta”.
Morazán destacó que según el reglamento de Centros Penales ningún privado de libertad puede manejar negocios porque están purgando una pena sin embargo admitió que se cobran cien Lempiras a 4 presos que tienen estufa y prestan este servicio para calentar comida. 
Para solucionar el conflicto de los internos llegaron hasta Marcala La Juez de Ejecución de La Paz, representantes del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH) Ministerio Publico de Marcala y la Defensa Publica.
Para iniciar el dialogo entre los presos y las autoridades penitenciaras se formó una comisión que encabezó el sacerdote de la Iglesia Católica, quienes ingresaron al recinto aproximadamente a las 7:00  de la noche para recoger las demandas de los presos amotinados.
Mientras se desarrollaba el dialogo entre la comisión y los privados de libertad, estos tomaron como rehenes a los representantes de la comisión de dialogo junto a dos procuradores del CONADERH como medida de presión mientras tanto seguían exigiendo la presencia de las autoridades y prendieron un fuego con ropa vieja y colchones, esto obligó a llamar al Cuerpo de Bomberos de La Paz que llegaron al lugar aproximadamente a las diez de la noche.
Según se desarrollaba el amotinamiento en el Centro Penal se pidió la presencia del Director de Centros Panales, Adrián René Flores Marcelino que  se desplazó desde la Capital con un grupo de Comando de Operaciones Especiales (Cobras), y mientras transcurría la madrugada los privados de libertad dejaron salir del recinto a los miembros de la comisión de dialogo y a los procuradores de derechos humanos.
Ya alrededor de las 3:00 de la mañana llegó hasta el Centro Penal el Director de Centro Penales Flores Marcelino y si reunió con los representantes de la comisión de dialogo y con tres representantes de los privados de libertad, ahí las autoridades se comprometieron a cumplir con las demandas administrativas y mientras los privados de libertad permitieron que se les hiciera un cateo.
Después de lograr acuerdos a las 6:00 de la mañana se realizó el cateo en el que se decomisaron piedras y palos, además se trasladó hasta la Penitenciaria Nacional de Tamara a los privados de libertad Joel Edgardo Robles Cruz, Kenny Ordóñez, Manuel Antonio Aguilar y Xiomo Galileo Cardona.
Ante las razones del amotinamiento el sacerdote de la Iglesia Católica señaló que los privados de libertad están en condiciones inhumanas, necesitamos una respuesta clara de las autoridades y que no sean promesas.
Las autoridades se comprometieron a mejorar las condiciones de los internos.



Publicado por El Marcalino
Edición 294, 09 de Abril del 2013.

No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog