7 de octubre de 2012

Lo que todos los hombres deben saber


El cáncer de la próstata es la segunda forma de cáncer más común en hombres americanos después del cáncer de la piel. Los hombres afro-americanos tienen el porcentaje más alto del mundo de cáncer de la próstata. Los hombres con historias de la enfermedad en la familia también corren un riesgo mayor. Además, el riesgo de contraer cáncer a la próstata aumenta con la edad. Aparece con más frecuencia después de los cincuenta años de edad. El cáncer de la próstata es un cáncer que empieza en la glándula de la próstata. El cáncer hace que las células del cuerpo cambien y crezcan fuera de control. La mayoría de los tipos de cáncer forman un bulto o crecimiento llamado tumor. Si existe un tumor canceroso en la próstata, el hombre puede que no lo sepa. En la mayoría de los casos el cáncer de la próstata se desarrolla muy lentamente. Sin embargo, en algunos hombres, puede que crezca con rapidez y se extienda a otras partes del cuerpo. A pesar de que la causa exacta del cáncer de la próstata no se conoce, ciertos factores de riesgo se han vinculado al cáncer de la próstata. Un factor de riesgo es algo que aumente las posibilidades de que la persona contraiga una enfermedad. La edad es el factor de riesgo principal del cáncer de la próstata. La historia familiar también juega un rol importante. Si el padre o hermano de un hombre tiene cáncer de la próstata, su riesgo es dos a tres veces mayor que el promedio ordinario. La dieta también es un factor importante. Los hombres que comen gran cantidad de grasa animal, especialmente grasas de carne roja, pueden correr mayor  riesgo de contraer cáncer de la próstata que los hombres que comen menos grasa animal.
A menudo, NO existe síntoma en las primeras etapas del cáncer de la próstata. Si se presentan síntomas, ellos pueden variar, dependiendo del tamaño y ubicación exacta del bulto o crecimiento en la próstata. Como la próstata rodea la uretra, el tubo que acarrea la orina y semen, cualquier cambio en la próstata causa problemas con la orina y eyaculación. Sin embargo, síntomas similares pueden ser causados por un número de cosas, incluyendo una infección o condición no-cancerosa llamada hiperplasia prostática benigna (BPH). Si un hombre tiene cualquier problema con flujo débil o interrumpido de la orina o dolor al orinar, eyaculación dolorosa, sangre en la orina o semen, o una molestia dolorosa en la espalda, cadera o pelvis, el debe ver a un médico o un urólogo para saber qué está pasando.
Su médico puede palpar cualquier bulto o crecimiento poco común en la próstata presionándolo o usando un dedo enguantado dentro del recto (examen digital del recto o DRE). Su médico puede también ordenar un examen de sangre. Este examen de sangre mide el nivel de antígeno específico de la próstata (PSA), una proteína producida por la próstata.

Samuel E. Castillo 
Estudiante de 6to. Año de medicina
FCM-UNAH                                          

No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog