23 de septiembre de 2011

Opinión ciudadana: La odisea de conducir en Marcala

Por Víctor Manuel Claros

 Marcala en la actualidad ha crecido de manera considerable, tanto en población, infraestructura, comercios así como también la circulación de vehículos, tanto en el centro como en los alrededores de la ciudad. La realidad que ahora conducir en las calles de Marcala llámese vehículos, motocicletas, mototaxis y bicicletas es una completa odisea porque ahora circulan una buena cantidad de estos vehículos  en el casco urbano. El mayor problema es que la gente camina en medio de la calle y el conductor tiene que ir con los ojos bien pelados, no por los otros vehículos si no por esquivar a la gente que camina sin ninguna precaución.
La otra cosa es que muchas calles donde había acera para el peatón ya no existen porque están llenas de ventas y a la gente no le queda mas que caminar por el carril que le corresponde a los vehículos. La realidad que es mas fácil manejar en Tegucigalpa y San Pedro Sula por decir algo, Aquí la ley de transito no se respeta cualquiera se estaciona donde quiere ,se pasan los altos, rebasan cuando no les corresponde ,andan con carros sin sus respectivas vías  en fin todos hacemos lo que queremos.
La otra cosa es que para las bicicletas no hay control le salen en contra vía a toda hora y según la ley de transito estos no están registrados como vehículos pero, péguele un golpe a una persona, va para la cárcel o pagar los gastos de curación de la persona que va en bicicleta. La otra cosa es que si la policía de transito aplica la ley como debe ser: empezamos a llamar a los medios: que la policía no nos deja trabajar, que son movideros, que andan viendo a ver quien cae primero  con la falta . Parece que así es que queremos para aprender a conducir como debe ser.
La verdad que manejar en Marcala hay que andar despierto en todos los aspectos, mas por las personas que aunque estén libres la aceras siempre andan en medio de la calle. Mientras no aprendamos a respetar las leyes de transito y a caminar por donde nos corresponde, manejar en Marcala será siempre un problema porque mientras sigamos con la cultura de hacer lo que mejor nos parece, seguiremos manejando a la defensiva. Gracias a DIOS que no han sido muchos los accidentes que han pasado con los peatones porque uno como conductor tiene que tener una gran habilidad para poder esquivar a las personas y esto hay que sumarle  la gran cantidad de menores de edad que manejan sin la experiencia necesaria.
Ojala que los peatones aprendamos a respetar el espacio que corresponde a los vehículos y no tengamos nada que lamentar en el futuro

Publicado por El Marcalino
Edición 217, 20 de septiembre del 2011

No hay comentarios:

Archivo del blog

Buscar este blog